domingo, 7 de febrero de 2016

fernando alfaro, sala X (sevilla) 5-feb

Fernando Alfaro es historia. Del pop y de mi vida. Lo primero es más que evidente, y lo segundo yo no lo sabía (o no lo quería saber) hasta este viernes a las 23:35 horas, cuando en la escala sevillana de la gira de Saint-Malo llegaba el turno de atacar Rifle de repetición. Entonces un escalofrío real, físico, sin metáforas, me trae mil recuerdos que estaban latentes. Un alud que se me viene encima sin más opción que dejarlo explotar en mi interior. Dejar que el sudor frío brote y que me tiemblen los huesos hasta romperse por dentro como una nuez que se hace añicos bajo un martillo. Y los escombros de mi casa, desmoronados sin darme cuenta por un ataque a traición a los resortes de mi corázon, se muestran ahora nítidos frente a mí. Las horas escuchando Ventana al pop donde les descubrí con Gente Abollada, aquel concierto en Cartuja bajo la lluvia que pudo haberles electrocutado hace más de veintidós años, ese otro suspendido también por un temporal en Mairena del Alcor, o los cincuenta grados que hacía en el escenario pequeño del Fib'98 donde Chucho presentaba 78. El amor que me agarra en el estómago y las alas de Koniec.


Saint-Malo no necesita tirar del pasado para ser inmenso. Lo es, lo es a un nivel al que aún no hemos llegado. Y eso se vio en el escenario. Saariselkä Stroll, Tempus fugit, Arrancando las vías, La luna aplastada, Velero o Se aniquila piso duelen como el mejor Alfaro. Y La eternidad se echa de menos como si te arrancaran un hijo de los brazos. Sostienen un setlist por sí solo. Y yo creía ir preparado para ello. Pero no lo estaba para el resto de zarpazos que Fernando nos tenía preparados. Hermano carnal, introducida a bocajarro en los primeros minutos, ya me hizo llorar. Y Rifle de repetición me destrozó físicamente. Me derrumbó como si dejara de respirar. Pero a ellas se unieron después El detonador EMX-3, Camisa Hawaiana de fuerza, Comida china y subfusiles y Fuerte para dejarnos claro a los que estábamos allí que tenía enfrente a una leyenda. Seis guiños al pasado que solo hacen refrendar el mejor presente.

Y al final del concierto, con las defensas más bajas que después de una vida sin tomar un solo actimel, le pido que nos firme el vinilo que me recordará eternamente que yo viví aquello. "Para Amaya y Manolo con todo el amor que os puedo dar". Una frase hecha que Alfaro no sabe cuánto tiene de verdad. Como Jesús sin paracaídas.

4 comentarios:

  1. ¿Concierto suspendido en Mairena del Alcor?? ¿comorrr? Cuándo ocurrió eso? ¿Epoca Surfin? ¿Chucho? Me quedo loco. Muy buena la crónica, me perdí el concierto. No ahondaré en esto. ¿Cómo estuvo de público?

    ResponderEliminar
  2. No te creas todo lo que se escribe por aquí, al menos lo que pongo yo, pero esta vez sí que ocurrió. Fue en un indie-pendientes con Los Planetas y Surfin' Bichos que se suspendió por la lluvia. Los Planetas eran maqueteros, así que creo que estaremos hablando de 1993. Me suena que no fue suspensión, sino aplazamiento, pero ahí ya estoy jugando con mi memoria. Y el concierto del viernes estuvo moderadamente bien de gente, como media entrada. Con fans de los de siempre (como yo) luciendo canas y gente más joven. Yo creo que todos salimos encantados, pero eso ya es suposición mía.

    ResponderEliminar
  3. Pues he de corregirte: el festival indie-pendientes se celebró en El Viso del Alcor, del 93 al 97 si no recuerdo mal. Jamás tocaron PLanetas ni Surfin. A mí ya me sonaba raro, empecé a desconfiar de mi maltrecha memoria, pero el máximo responsable de todo aquello, amigo mío, me lo confirma (hubo un intento de traer a las granaínos en la última edición, pero aquello se quedó en nada). Sí es cierto que Los Planetas tocaron en Mairena del Alcor, antes de publicar super 8. Fue en la plaza de las flores, nada que ver con festival alguno. De hecho, otro amigo, este de Mairena, es el que organizó el concierto. Este colega ya no está entre nosotros, Robert Smith lo tenga en su gloria. Un saludo y avanti con la guaracha.

    ResponderEliminar
  4. ¡Es verdad que indie-pendientes era en el viso, qué cabeza! La memoria que juega malas pasadas. ¿Y ese concierto de Los planetas no era también con Surfin'Bichos? Me recuerdo perfectamente llevando una cinta con las canciones grabadas camino de Mairena. Iba a ser una día que llovió una barbaridad y lo pasaron a la siguiente semana, no sé si ya solo Planetas o ambos. Aquí cuento lo mismo pero lo sitúo en el Viso, vaya cacao llevo encima: http://lanadadora.blogspot.com.es/2009/09/canciones-brigitte-los-planetas-cap3.html Siento que no esté tu amigo ya. Aquí, aunque difusos, están algunos recuerdos suyos.

    ResponderEliminar