miércoles, 3 de febrero de 2016

bloc party, hymns (2016)

Como ese amigo de la infancia al que ya ves cada mucho tiempo pero que todavía sigue siendo parte de tu vida. Parte importante.
Del que te sigue gustando escuchar qué ha sido de él en el tiempo en el que no lo has visto.
Algo así me ocurre con Bloc Party. Una relación que se inició con Silent Alarm, uno de los grandes discos de la pasada década, y continuó con A weekend in the city, una muy válida continuación a ese debut. Vale que Intimacy es su disco más flojo, pero después vendría Four, un despiporre de guitarras, a medio camino entre lo hooligan y lo heavy, divertido hasta decir basta.
Después de estos cuatro discos, con solo dos miembros de la formación original, varios amagos de disolución y el interés general por la banda bajo mínimos, llega Hymns. Un disco que a estas alturas ya solo interesará a sus fans, entre los que, evidentemente, me encuentro. Y me sigo encontrando en ese grupo porque creo que la banda sigue creando canciones altamente disfrutables que cuentan con la fabulosa voz (en plena forma) de Kele Okereke.

Contra todo esto, Bloc Party entregan Hymns, un disco de tono reposado, introspectivo, en el que lo que destaca es el conjunto de sus canciones por encima de estas individualmente. Por ese motivo, las canciones de adelanto que hemos conocido se integran perfectamente, aunque algunas de ellas no sean de lo mejor del disco. Ese honor se lo lleva la parte central, Fortress, Different drugs e Into the Earth. La primera, ese tipo de canción ensoñadora y evocadora que Bloc Party hacen como nadie, la segunda, Different drugs, la mejor del álbum y por último, Into the Earth, un single claro.
Pero no acaba ahí lo bueno: Only he can heal me y sus solemnes coros, los arreglos de My true name o la altamente pegadiza The love within también son momentos destacables.

No es Silent Alarm. Ni tan siquiera Four. Tampoco será el disco de 2016, pero incrementa el repertorio del grupo con varias buenas canciones. Palabra de fan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario