miércoles, 8 de marzo de 2017

recordando canciones: these are the dreams of the working girl de comet gain

No soy, no he sido jamás, un activista en mi vida. No he defendido mis derechos ni aquellos que creo justos para los demás. Y no llevo bien eso de meterme donde no merezco. Por eso suelo atender de forma pasiva las reivindicaciones de días como este, no porque no tengan todo el sentido del mundo, sino por esa personalidad (o falta de) que me agarra al sofá y no me permite expresar ciertos sentimientos.



Sin embargo, hoy me he acordado de este diseño fallido que realicé para una camiseta que nunca existió, en la que le daba una pequeña vuelta de tuerca a la canción de Comet Gain (que en realidad hablaba más del hastío social y de la necesidad de enamorarse) incluyendo una foto que estaba por casa y que pertenece a unas placas de vidrio realizadas probablemente a principios del siglo 20 y que muestra a unas trabajadoras de la Fábrica de Tabacos de Sevilla. Mi padre encontró estas placas perdidas en un almacén de las oficina de Tabacalera, las reveló, se quedó con la copia y, como siempre le pudo esa integridad que al final nunca lleva a ningún lugar, las entregó a la empresa para que ahora anden en cualquier otro cajón aún más olvidadas que antes.

Yo escogí esta foto con una doble intención, por un lado hacer uno de esos pequeños homenajes encriptados a la figura de mi padre y, por otro, al referente de lucha por la dignidad de la mujer trabajadora que fue siempre el de las cigarreras de la fábrica de Sevilla.

Por los designios del destino la cosa quedó ahí perdida y hoy, entre tanto mensaje de Facebook, me he acordado de la foto y he creído que era un buen momento para que, al menos, no se quede tan olvidada como la placa original de la que se reveló a papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario