lunes, 27 de marzo de 2017

girls, poco antes del final

SPOILERS COMO UNA CATEDRAL DE GRANDES  (a la altura del 6x07)

A Girls le hacía falta un gran revulsivo. Algo que (a pesar de que la quinta temporada ha resultado ser una de las mejores y más acertadas) nos hiciera encarar la recta final de la serie con verdadera expectación. Y ese algo tiene el tamaño de una lenteja.
Buscando algo totalmente inesperado y drástico para Hannah, se ha logrado poner (prácticamente) contra las cuerdas a buena parte de los personajes.










Evidentemente, este hecho está marcando la acción, ofreciendo de nuevo lo peor de muchos de ellos, sin pudor alguno.
Aunque todo esto está siendo de lo más interesante, no nos libramos del cansinismo extremo de algunos compartamientos que se presentan. Pero Girls no sería Girls si eso no pasara.

Parece que esta temporada está siendo marcada por numerosas y maravillosas escenas que quieren y consiguen emocionar. Escenas como el encuentro en el portal de Hannah y su alter ego en esa patochada de la película (6x05) o el gran tanto del final del 6x06 con la canción inédita de Robyn (después de la inolvidable e icónica escena con Dancing on my own en el 1x03). Aunque si ha habido un punto de inflexión esta temporada ese ha sido el 6x03, un capítulo soberbio y con ganas de remover conciencias.

A menos de un mes para la gran series final, parece que algo está cambiando, parece que el tiempo está pasando para estos personajes, que sí, vamos a echar de menos. De una manera u otra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario