martes, 7 de junio de 2016

las canciones favoritas de madonna por davis: de american life (2003) a rebel heart (2015)

No es la primera vez que colabora en el marino. Davis, que formó parte de Sundae y actualmente de Escuelas Pías, inauguró nuestra sección invitados en el marino con sus 30 (menos 1) canciones para cantar y llorar. Y hoy, siguiendo nuestro repaso a nuestras canciones favoritas de Madonna (aquí las 15 de los '80 de Manolo, y aquí mis 15 de los '90), Davis elige sus favoritas del nuevo siglo, con una introducción de previa:

Sí, soy un fan de Madonna. La música de la gran (y quizás última) estrella del pop global de masas me viene acompañando desde mis años mozos, en un momento en que lo mismo se entrecruzaba en la radio de forma natural con The Smiths, Bowie, Pet Shop Boys, The Cure, Mecano o Dinarama. Y que la música comercial fuese el hábitat lógico para un niño que se dedicaba a grabar videoclips de forma bastante loca y descontrolada en vhs (sí, era pre internet) tiene mucho que ver en mi manera poco prejuiciosa de escuchar canciones. En estos tiempos en que parece que hay que hacer un outting continuo como amante del pop comercial, donde hay que justificar una y otra vez que pongas en la misma escala de calidad un tema de Britney Spears, que uno de My Bloody Valentine, otro de James Blake o alguno de las Spice Girls, no está de más reivindicar el reinado y legado de esta señora que resiste (dejando a más de alguna wannabe y one hit wonder por el camino) y persiste incansable en el fascinante mundo del star pop system a través de diferentes décadas, estilos y tintes de pelo.

En esta pequeña intromisión que hago en el mundo del 'marino' me ha tocado elegir entre sus últimos discos mis canciones preferidas. Y ahí me siento como pez en el agua, ya que siempre prefiero lo último de un artista a rememorar tiempos pasados, siempre lo nuevo a lo viejo, y siempre cero nostalgia. Estos cinco lps que desgloso me parecen en general notables, no hay ninguna basura, no hay ninguno malo. American Life es de mis preferidos con ese rollo electro-folk fino de canciones de campamento. Confessions es Madonna en su salsa, una revisión adulta y despreocupada sus primeros tiempos de discoteca. Hard Candy es su intento (que repetirá hasta día de hoy) por sonar en las radios americanas, por acercarse a un público joven, al hip hop, al funky. MDNA quiere ser discotequero, oscuro y americano al mismo tiempo (y dará lugar a una de sus mejores giras). Y finalmente Rebel Heart es perfeccionar lo aprendido en los dos anteriores, pero con mejores canciones, y mejores ideas (una pena que las filtraciones y los videos lo hayan desmerecido un poco) aunque todavía con ese regusto a disperso que lo alejan de un disco perfecto (y corto).

  1 Hung Up (Confessions On A Dancefloor, 2005) La primera vez que escuché Hung Up predije un absoluto fracaso: demasiado pop chicle, demasiado directa, en vez de un rapero lleva un sample de ABBA, no va a gustar a nadie... Gran error mío y el mayor hit mundial de las dos últimas décadas de la Ciccone (que esperemos vuelva a repetir). La pongo en el número uno del top no tanto porque sea mi absoluta preferida de esta época (que a veces sí y a veces no) sino por ser indiscutiblemente un trallazo pop imperecedero de esos que tendrán bailando a generaciones y generaciones.

  2 Get Together (Confessions On A Dancefloor, 2005) ¿Cómo una de las tantas canciones que toman prestados elementos del 'Music sounds better with you' de Stardust puede convertise en un temazo de entidad propia y apabullante? No es pretenciosa, es sencilla, tiene un toque agridulce y siempre me suena a verano. "Do you belive that we can change the future?"

  3 Sorry (Confessions On A Dancefloor, 2005) Realmente todo el 'Confessions' podría estar en esta lista y muy arriba (Jump, Let it will be, Future Lovers), ya que es un artefacto al que hay pocas cosas que reprocharle en su leve perfección pop. Madonna siempre funciona mejor trabajando con pocos productores, y cuando se centra en el concepto y la dirección del disco. La química con Stuart Price, que pule las canciones hasta hacerlas hits electrónicos con toques retro e imperecederos, parece casi imposible de repetir visto el trabajo más descentrado y difuso de los últimos tiempos.

  4 Die Another Day (American Life, 2003)
Clasificada por muchos en el momento de su publicación como la peor canción jamás hecha para 007, el tiempo no deja de situarla como uno de sus mejores números electrónicos. Porque ¿quién quiere repetir los esquemas de la típica balada Bond con olor a rancio (para eso tenemos ya a Adele o a Sam Smith) cuando se puede hacer una canción del futuro extrañamente absurda, que habla sobre la muerte y menciona a Freud?

  5 Easy Ride (American Life, 2003) Suena a canción de despedida. Y a la eterna lucha de esta mujer por confrontar ser la mayor estrella de la cultura pop con el paso del tiempo, envejecer y desaparecer. Un epitafio entre sintes de Mirwais y arreglos de Michel Colombier.
"What I want is to live forever not defined by time and space. It's a lonely place"

  6 Hollywood (American Life, 2003)
  7 Give it 2 Me (Hard Candy, 2008)
  8 Living For Love (Rebeb Heart, 2015)
  9 Love Spent (MDNA, 2012)
10 Nothing Fails (American Life, 2003)
11 Joan Of Arc (Rebel Heart, 2015)
12 Ghosttown (Rebel Heart, 2015)
13 Hold Tight (Rebel Heart, 2015)
14 I'm Addicted (MDNA, 2012)
15 Jump (Confessions On A Dancefloor, 2005)

No hay comentarios:

Publicar un comentario