jueves, 16 de junio de 2016

air, twentyears (2016)

La discografía de los franceses Air está plagada de momentos prescindibles e insustanciales. Sus discos se debaten entre los mejores momentos y los más aburridos. Todo en el mismo álbum, incluso en la misma canción. Por eso, un greatest hits es, a todas luces, una buenísima idea en un grupo como ellos, un disco en el que haya criba y sobrevivan solo los mejores momentos (así todo, alguno prescindible se ha colado, como Moon fever u Once upon a time). Air es un grupo que ha seguido la senda de lo sutil a lo largo de los 20 años de carrera que dan título al disco, acumulando una serie de canciones que logran una retrospectiva interesante, e incluso en algunos casos apasionante. Apasionante en su manera de aplicar la electrónica ya sea en pasajes pop o en más ambientales. Esto lo llevan a la gloria en canciones como Run, seguramente la mejor canción de su carrera, totalmente narcótica e irresistible:

                                         

Twentyears contiene 17 canciones, de la cuales muchas fueron single y clásicos. Como las que pertenecen a su primer disco Moon safari, su mejor álbum hasta la fecha. Sexy boy, Kelly watch the stars o All I need suenan tan fantásticas y frescas como en 1998 (también se incluyen La femme d'argent y Talisman, aunque estas siempre me parecieron más aburridas). También en la categoría de grandes canciones entrarían Cherry blossom girl (a la postre, su gran clásico) y sus bonitos arreglos, Playground love de la banda sonora de Las vírgenes suicidas junto a Gordon Tracks que no es otro que Thomas Mars de Phoenix o la nocturna How does it make you feel. Y como incorporación de última hora, una de las canciones de uno de sus últimos lanzamientos, Music for museum. Este disco se publicó en 2014 y como cierre se incluye la preciosa Land me, llevada por una melodía de piano increíble.
Twentyears es una indicada forma del grupo francés de reivindicarse a estas alturas del siglo XXI. Depende de cada uno de nosotros decidir si esa reivindicación merece o no la pena. Javier Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario