martes, 31 de mayo de 2016

sing me to sleep: una playlist para ir a dormir

¿Vosotros soís de los que se ponen música para dormir o no?
Yo antes no. Me la ponía y captaba demasiado mi atención. Me distraía para dormir. Me ponía a pensar en la canción que estaba escuchando y hacía de todo menos dormirme. Pero un día, de repente, probé a intentarlo de nuevo con From Sleep de Richter, y a partir de ese día ya no puedo ir a la cama sin ponerme algún disco.

Así que se me ha ocurrido recopilar en una lista de reproducción algunas de esas canciones que han ido sonando en mi habitación cuando ya no hay luz. Canciones que me han ayudado a llegar a ese sitio. A caer rendido, vamos. Y todo ello ilustrado, como siempre, y maravillosamente, por Amaya, con la aparición estelar de Peque:





Dream 3 (in the midst of my life), Max Richter El inicio de todo. Desde su salida sonó y sonó en mi cuarto por las noches, siendo el primero que conseguía su cometido y que me funcionaba. Era obvio, ya que Max Richter lo compuso precisamente para esto. Así que esta canción era evidente que tenía que figurar como la primera en esta playlist. From sleep no solo cambió varios aspectos en mis costumbres, también marcó el estilo a seguir, con sus maravillosos pianos y sus ambientes ensoñadores.

Life Story, Ólafur Arnalds & Nils Frahm Lo que yo quiero cuando me voy a dormir son melodías increíbles, melodías totalmente alucinantes, en las que solo quepa lo que de verdad vale la pena.

Goddess of Heaven, Carter Burwell Ya conté aquí mi fascinación por Anomalisa. Una película que, literalmente, pusó mi cabeza patas arriba. Pero es que además su banda sonora realizada por Carter Burwell es una delicia, de la que destaco este pasaje que crece y crece en intensidad y belleza a partes iguales.

E7, Santiago Latorre En 2011 se publicó Eclíptica de Santiago Latorre en Foehn Records, un disco que sin duda ha ido creciendo desde su publicación. He elegido esta preciosa miniatura para incluir en la playlist por su alto poder evocativo.

Hondartzape-Mundaka, David Cordero Solo el título del disco que ha publicado este año David Cordero, El rumor del oleaje, ya incita al descanso y la relajación. Una obra de arte mayúscula. La belleza infinita a través del mar.

Solitude No. 1-Live, Lubomyr Melnyk Todavía no sabemos si Manolo conseguirá ver a Lubomyr Melnyk en el ps, pero en lo que sí tiene razón es que es un pianista de neoclásica la hostia de bueno.

Nuvole Bianche, Ludovico Einaudi Sí, esta canción os suena, aunque no sepáis de qué. Fue la melodía de un anuncio de las pasadas Navidades. En todo caso, una melodía a piano de aquí (o allí) te espero.

Winning A Battle, Losing The War, Kings of Convenience Exacto, Quiet is the new loud. Kings of Convenience lo tienen claro, y ofrecen canciones para que estemos tranquilos y sin sobresaltos.

Fourth of July, Sufjan Stevens Carrie & Lowell es otro de los discos que más han sonado en nuestro cuarto por las noches. Quedarse dormido escuchando "We’re all gonna die" es una experiencia que se la recomiendo a todo el mundo.

Angels, The xx Toda la música de The XX es ideal para nuestro cometido, pero Angels, especialmente, es magnífica. Un susurro de amor, la tranquilidad más absoluta, el cielo.

Jonathan Jeremiah, Le Mans Escojo este Jonathan Jeremiah porque las letras de Le Mans me dan mucho que pensar y encuentro que para estas horas no me van muy bien. Pero la cadencia de Jonathan Jeremiah es perfecta, como oír la lluvia desde la cama.

Asleep, The Smiths No sé si es un final muy apropiado. En todo caso, la voz de Morrissey nunca ha sonado tan dulce y desgarrada a la vez. "Don't try to wake me in the morning 'cause I will be gone"



¿Habéis llegado hasta aquí? ¿Todavía no estáis dormidos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario