lunes, 16 de febrero de 2015

axolotes mexicanos, holi <3 (2015)

Cuando sacaron su siete pulgadas dentro de la colección New adventures in pop de Elefant (el que llevaba Infectados, por ejemplo) en 2013, he de reconocer que no conecté mucho con su propuesta. Pero en la edición del año pasado del Madrid Popfest, pude verlos en directo, y ahí sí que me conquistaron por completo. Su provocativa irreverencia, su sentido del humor, su desparpajo, todo.
En ese concierto presentaron buena parte de las canciones de este nuevo 10", y desde entonces moría por tenerlas en casa.

Las canciones de Axolotes Mexicanos derrochan frescura y juventud a raudales. Hablan de espiar en tu taquilla del instituto, de compañeras de piso, de no tener sitio donde hacerlo, de despistes (o no) sexuales, y de cien cosas más que ya nos quedan lejos a algunos, pero que es una gozada escuchar de nuevo, porque uno ya está harto de las cosas que nos pasan a diario y prefiero bollitos. Además es que lo hacen con unas maneras y con una gracia de la que yo, por lo menos, carecía y carezco, así que esto es como volver atrás pero mucho mejor. Muchísimo mejor, donde va a parar.


Te miro mientras duermes ("Al final te he secuestrado, a la mierda el amor, atado en la cama, me darás tu corazón") o Interestelar ("Yo sé que en Japón fliparán con la historia de nuestro amor, saldrá en los cines y hasta en televisión, se imaginarán cosas, que no entiendo ni yo") contienen algunas de las frases más lúcidas que he escuchado últimamente, que no entiendo como toda la muchachada no es ya fan de los Axolotes y llevan fotos suyas pegadas en sus carpetas.

Pero es que además son tan adorables que versionan una canción de los geniales La Ola que quería ser Chau, El basurero. ¿Qué más se les puede pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario