jueves, 18 de mayo de 2017

grupos que me atan al suelo (17): mishima

Mishima, tras 17 años de carrera y 8 discos, han publicado recientemente uno de sus mejores álbumes, Ara i res. El grupo demuestra que está en plena forma publicando un disco que, contrarrestando a sus últimos pasos, se centra en ese lado más amable y pop que siempre han desarrollado junto a su otra faceta más furiosa, representada en discos como L'amor feliç o L'ànsia que cura. Ara i res parece ser una vuelta a la vulnerabilidad de discos como Set toda la vida u Ordre i aventura, un álbum breve, instropectivo y que parece mirar para adentro. Un disco que confirma la gran discografía que tiene el grupo, que sin duda es uno de los más importantes surgidos, no solo en Cataluña, en este nuevo siglo.












La apasionante dualidad de la que hablaba antes es la piedra filosofal de Mishima. Su increíble manera de reducir las canciones a lo indispensable es proporcional a la facilidad con la que captan tu atención y, sin que te des cuenta, asimiles sus canciones como hechos cotidianos y casi propios, como vivencias de años pasados plasmadas en imágenes en color y en movimiento. Sí, una sensación rara, poco común, como el orden y la aventura y el ahora y nada. 

17 años repasados en 10 canciones que forman esta lista de favoritas:

Miquel a l'accés 14, Trucar a casa recollir les fotos pagar la multa (2005) Por ti cambio todo lo que era hasta este momento y a partir de ahora solo va a importar el detalle más pequeño.
Miquel a l'accés 14 es el in crescendo más emocionante, sin duda, una de sus mejores canciones.

Un tros de fang, Set tota la vida (2007) Comienza a sonar el piano y ya estamos rendidos. Comienza a cantar David Carabén y no sabemos si está hablando desde el resentimiento o desde la resignación y la pena: "lo que nos quemaba hoy está ahogándome".

L'estrany, Trucar a casa. Recollir les fotos. Pagar la multa (2005) L'estrany, pese a ser una de sus canciones más sombrías y nocturas, es también una de las más fascinantes y sugestivas.

Tornaràs a tremolar, Ordre i aventura (2010) Una de las canciones más contundentes de Mishima es este himno contra el mirar atrás que encontrábamos en el magnífico Ordre i aventura, su disco de 2010.

Com abans, Ordre i aventura (2010) Y en el mismo disco está una de sus canciones más vehementes, una preciosa demostración de amor por las calles de Barcelona: "sé que pasas por un mal trago, entre dependencias y pensiones, ¿y si volviéramos un rato como de noche la estrella vuelve al firmamento?"

No obeir, L'amor feliç (2012) Otra demostración de fuerza, Mishima a través de la épica en un llamamiento al sentido común sentimental (si es que eso es posible) dentro de su tratado sobre el amor L'amor feliç.

Els crits, L'amor feliç (2012) Mishima cuentan con grandes singles, uno de los cuáles es este Els crits. Canciones con un poder de atracción evidente, que no se sirven de las estructuras comunes en sus formas.

S'haurà de fer de nit, Ara i res (2017) Solo hace unos días que disfrutamos de Ara i res y sus canciones ya han dejado huella. S'haurà de fer de nit es uno de los momentos más intensos del disco y también, desde ya, una de sus mejores canciones.

Ordre i aventura, Ordre i aventura (2010) La felicidad hecha canción, la belleza que paraliza todo a su alrededor.

Tot són preguntes, Ara i res (2017) Otras de las grandes canciones de su último disco, poco más de dos minutos afligidos y esclarecedores: "podríamos hacer muchísimas cosas que no son nada, partiendo de este principio, todo es ahora y nada...partiendo de este principio". Javier Ruiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario