martes, 9 de mayo de 2017

el primavera de manolo, pt. 1 (miércoles y jueves)

Pues sí, otra vez nos vamos al Primavera Sound. Vamos, el que se va es Manolo, porque Javi no va. A Javi es que le pone el cantante de Future Islands y se ha gastado la pasta del festival en ir a verle solo a él. Pero está contento, y eso es lo que importa. Ser felices o disimularlo. Y a Manolo, como le entró la histeria en su momento porque nadie le acompañase, compró dos entradas cuando salieron en Junio del año pasado, una para él y otra para Amaya, que a ella eso del Primavera pues le da un poco igual, pero como le quiere (a Manolo) se fastidia y va. Que eso dijo el juez que era el matrimonio. Fastidiarse e ir al Primavera.

Y al final parece que también se viene Fede. Al menos tiene entrada y una habitación de hotel, en Tarragona o por ahí. Un poco lejos, vamos. Pero es lo que tiene esperar tanto para buscar alojamiento en Barcelona en esas fechas, que cuando buscas ya no queda nada. Amaya y Manolo sí tienen una bien cerca del Fòrum, pero es un piso compartido de un anuncio que estaba todo en ruso. Metieron el texto en el google traductor y, como no decía nada raro, lo cogieron. Así que están un poco acojonados, pero eso les pasa por ser unos cutres y no gastarse la pasta en los 4 estrellas que hay alrededor del Fòrum. Ya veremos si vuelven sanos de allí o qué.



Lo que sí han hecho esta vez ha sido coger el avión desde el miércoles, que el año pasado lo cogieron el jueves y les pusieron a Suede el día antes. Lo gracioso es que da igual, porque les han vuelto a hacer lo mismo. Este año Cigarettes After Sex (uno de los grupos que mejor pintan este año) es el martes. Un putadón que no se le pasa a Manolo ni porque vaya a ver a Saint Etienne el miércoles (ya se olvidará cuando suene He's on the phone). Y menos mal que lo hicieron, porque es el concierto preferido de Amaya de toda la programación, que en el fondo ella es una poppie y solo le gustan los estribillos con parapapapás y las coreos cursis.

El planning del jueves sí parece un poco claro. Hay curiosidad por ver la sesión DJ de Kiasmos (a la que Fede no llegará, claro, porque tiene que venir desde Tarragona) y después Kokoshca y Triángulo de Amor Bizarro, que ya han tocado por Sevilla este año, pero Amaya y Manolo no fueron porque Manolo se hizo un esguince en la Carrera Popular del Día de Andalucía. Vamos, no corriendo, sino cruzando un semáforo para llevar a su hijo a que corriera. Una desgracia de esas de andar por casa.

Después de TAB el plan es ver a Solange, por eso del hype, pero lo mismo se hace tiempo antes con De Mónaco!, que son unos chilenos que hacen un synthpop curioso. Fede, que es más rancio, estará en Elza Soares o Broken Social Scene. Y de ahí a Bon Iver, que ya sabéis que es un cantante de folkie coñazo que se ha comprado un autotune y ha pasado a molar lo más. O al menos eso dicen. Aquí no lo tenemos del todo claro, pero estamos más en el sí que en el no. A saber cómo coño lleva el disco ese de los caracteres raros al directo.



Y justo cuando termina Bon Iver es el concierto de Kate Tempest. Manolo se tirará medio concierto del barbas atormentado intentando convencer a Fede de que Slayer no es una opción, pero no lo conseguirá, así que uno se irá a los jevis viejunos y los otros a la rapera ilustrada. Let them eat caos es sencillamente una barbaridad de disco, pero como Manolo sabe menos inglés que Rajoy cuando estaba en el instituto, pues tiene miedo de que con el idioma se pierda la fuerza del mensaje. En todo caso, seguro que es chulo. Y después de Kate Tempest a Aphex Twin, que a Amaya le gustaban esos vídeos en los que Richard D. James daba muy mal rollo y quiere verlo. Manolo dice que dos horas de concierto (porque parece que van a ser dos horas) pueden ser muy bestias para el alma cándida de la poppie de Amaya y le está buscando plan alternativo, pero ella que no, que quiere ver al mejor imitador de Pablo Iglesias. Y tiene toda la pinta de que eso será lo último de la noche, que después habrá que volver a a la casa de la rusa asesina y tendrán que dormir por turnos para vigilar. Ya hemos dicho, pequeñas desgracias del primer mundo. Aunque vamos, peor es lo de Fede, que tendrá que buscar el cercanías para llegar a su habitación de hotel superchula perdida entre Las Comarcas esas del Llobregat a las que Junco y Diamante le dedicaron un disco que cien años después sigue esperando su segunda parte. Y seguro que cuando llegue tendrá tiempo para dormir media hora y ponerse de nuevo en camino para la jornada del viernes.



Se pueden escuchar los grupos seleccionados para los días en la siguiente playlist:

No hay comentarios:

Publicar un comentario