martes, 5 de enero de 2016

especial joan miquel oliver: discografía

Surfistes en càmera lenta, 2005

En 2005, Antònia Font venían de publicar Taxi, su disco más ambicioso, y estaban a un año de Batiscafo Katiuskas, de sonido también robusto. Entretanto, Joan Miquel Oliver publicaba Surfistes en càmera lenta, lo que se pueden considerar su primer disco en solitario (el proyecto Drogueria Esperança en 2002 lo comentaremos dentro de Live in Paris).

Menos de media hora de pop a pequeña escala, ya no mediterráneo, sino balear. En Surfistes en càmera lenta, Joan Miquel se basa en el detalle, en imágenes y conceptos para expresar las grandes cosas. De lo pequeño a lo inmenso en canciones juguetonas y tremendamente pegadizas, llevadas en su mayor parte por el piano.
J.M. Oliver canta por primera vez sus canciones, hasta ahora tremendamente bien interprentadas por su alter ego Pau Debon, cosa que resulta de lo más natural, esto es el mismo imaginario que encontramos en el grupo madre, la misma maravillosa visión.
Destacar la encantadora electrónica de habitación que acompaña Surfistes en càmera lenta (la canción) o Foto (una de sus mejores canciones) y la tremenda La mujer que mordió un piano.


Live in Paris, 2005

El mismo año de la publicación de Surfistes en càmera lenta se publicó este Live in Paris que no era tal. El título responde más a su fijación por la capital francesa, fijación personal que nos encontramos en varias de las canciones que ha realizado a lo largo de los años.

Realmente grabado en el Teatre Sans de Palma con dos de los miembros de Antònia Font entre la banda (aquí la transición de grupo a carrera en solitario es menos forzada que en otros casos), fue la presentación del disco en la ciudad. Oliver no conoce reglas, y publica como segundo paso fuera de Antònia Font un disco en directo.

Están prácticamente todas las canciones de Surfistes y las canciones de Odissea trenta mil, primer proyecto de J.M. fuera de A.F. en 2002. En él, lo primero que nos encontrábamos era un inventario por parte del dueño de un piso de la calle Missió de Palma donde vivió nuestro protagonista, donde hace una relación de todas las cosas de la casa. Tal cual y tan loco. Aquí nos encontramos ese inventario musicado y cantado por Oliver, una marcianada irresistible. También la bonita instrumental Odissea trenta mil (la canción), que cierra el directo.

Sa nuvia morta/Hansel i Gretel, 2007

Un single de dos canciones que vale por discografías enteras. Dos canciones que forman dos de las mejores de J.M. La descriptiva y preciosa Sa nuvia morta y Hansel i Gretel, otra de sus canciones en las que juega con los sintetizadores. 

Una maravilla, un hito, 8 minutos de felicidad completa.





Bombon mallorquin, 2009

En el periodo más largo que pasó entre disco y disco de A.F., se publicó Bombon mallorquin, el álbum más sombrío de Oliver. Entiéndase como sombrío donde el tono es más taciturno, que no oscuro.

Las canciones son más robustas (Lego, Arbre que mira farola), con más capas (Polo de llimona), aunque también nos encontramos esas canciones de melancolía arrebatadora (Jo diria "cine", Marcianet de Mart, Ryanair, Dins un avió de paper) marca de la casa.

"Solo una cosa importante: te quiero como un loco y me aguanto"

Bombon mallorquin se puso a la venta de manera independiente y también acompañado de Quadern 2008, un libro donde se plasma la libreta de apuntes que Oliver utilizó para dar forma al disco.

Pegasus, 2015

Pegasus ya lo comentamos cuando se publicó antes del pasado verano, y más tarde en nuestro repaso a los discos de 2015, donde quedó en segundo lugar.

Pegasus pasa por ser, a la postre, su mejor disco en solitario y una de sus mejores publicaciones si hablamos de su obra global. Una genialidad al alcance de muy pocos artesanos del pop.




My way (Banda sonora de la pel.lícula My way, música original de Joan Miquel Oliver,) 2008
Concert a París, 2011 (Albert Pla i Joan Miquel Oliver)
Un quilo de invisible, banda sonora original de Joan Miquel Oliver, 2013





En 2007 se estrenó la película My way, de José Antonio Salgot. Al año siguiente, en 2008, se publicó su banda sonora, que corría a cargo de Oliver. Una banda sonora en la que el sollerico se metía de lleno en la creación de música con un fin, el de ilustrar las imágenes de Salgot. Dejándose llevar por los cánones de intensidad, belleza y funcionalidad que impone el formato, esto es una referencia que interesará sobretodo a los muy fans.
Se incluyen dos temas de Antònia Font, Càpsula d'emergencia y Batiscafo Katiuskas, esta última, canción que ocupa buena parte de la banda sonora con diferente variaciones de su preciosa melodía.
También una curiosidad como el clásico My way (popularizado por Frank Sinatra) cantado en castellano por Sisa (la única canción que se puede escuchar en spotify).

Siguiendo con su obsesión por París, otro concierto en la capital en su discografía. Esta vez, y al contrario que en Live in Paris, un falso directo, y acompañado por Albert Pla. Si el mundo de Oliver ya es para darle de comer aparte, si se junta con Pla el resultado puede asustar.
Esto trata de pervertir el cancionero de ambos, mezclarlo y divertise.
Que no pare la fiesta.

Al igual que Drogueria Esperança (el disco) era la versión musicada de un poemario, Un quilo d'invisible es una obra de teatro que Joan Miquel Oliver escribió y publicó en 2013 (J.M. cuenta con una prolífica bibliografía). La banda sonora, compuesta por él mismo, son tres instrumentales preciosos en los que predomina la guitarra española. Son tres canciones, llamadas Tema 1, 2 y 3 que se pueden escuchar en spotify.

No hay comentarios:

Publicar un comentario