miércoles, 28 de junio de 2017

sanz i vila, un buen día para desaparecer (2017)

Si bien fue el título lo que me llamó la atención sobre este libro en la tienda, lo que realmente lo explica es su subtítulo: Mi viaje inesperado con el aro tricolor. Esta novela gráfica publicada recientemente por la editorial Lunwerg es el primer acercamiento que hago a la obra de Pau Sanz i Vila, licenciado en Bellas Artes y que lleva ya a sus espaldas algunos años realizando trabajos fantásticos, tanto en dibujo, escultura o publicando libros. Este el último de ellos, un libro que utiliza el dogma de trabajo de Sanz (esto es, el uso de tres colores: azul, amarillo, rosa) no solo como método si no también como pretexto para toda la historia. Una historia que juega con varios recursos artísticos y que actúan como espejos: la autobiografía, la tercera persona y el diálogo directo con el lector. Todo un despliegue que funciona, que dimensiona y da perspectiva a la narración.

Una narración que parte de un hecho insólito, llevando al protagonista, cuál Principito, a encontrarse con determinados personajes que enriquecen la trama y nos dan pistas de lo que está pasando. Todo un periplo en el que nos adentramos en la mente de Sanz i Vila/Azul/Pau y en el que a través de un dibujo sencillo y muy pop (en el que abunda el primer plano y el detalle) llegamos, literalmente, a cualquier parte del mundo. Como en aquellos libros de "Elige tu propia aventura", en Un buen día para desaparecer se interactúa con el relato, siendo el lector una parte muy importante del proceso. Proceso que nos lleva a explorar las emociones más primarias.

Un libro con el que no solo conocemos más al autor, quizás también a nosotros mismos. Un buen día para desaparecer, sí, pero también para encontrarte. Javier Ruiz

Puedes conocer más sobre la obra de Sanz i Vila en su página web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario