viernes, 23 de junio de 2017

phoenix, ti amo (2017)

El caso de Phoenix siempre ha sido curioso. Su carrera fue subiendo en intensidad a medida que publicaban sus discos, tanto hablando de calidad como de aceptación del público. Todo esto lo explicaba de la siguiente manera hace cuatro años a próposito de la publicación de Bankrupt bajo el título de Phoenix, ese grupo (y me entrecomillo a mí mismo):

"If I ever feel better es esa canción que nos encantó a todos en el verano del 2000. Un single perfecto que venía de una banda francesa y que era todo lo que uno podía pedir a un hit en verano, pegadiza, exótica, excitante y todos los adjetivos que se puedan imaginar para una canción en los meses de sol y alegría.
Más tarde llegó Too young, igualmente cautivadora. Pero así todo, todo parecía indicar que esto era una one hit band y aquí paz y después gloria.
Su segundo disco, Alphabetical, tardó en salir, cosa que no importó demasiado, ya que nadie pareció interesarse en él. Repleto de baladas r'n'b (?!?!), solo destacaban los dos singles extraídos, Everything is Everything y Run run run.

Cuando nadie daba ya un duro por el grupo, en 2006 sacan It's never been like that, su tercer disco. Y aunque esta vez tampoco pareció importarle a mucha gente, sacan un discazo de pop soleado y canciones encantadoras, llenas de energía y estribillos arrebatadores. En este disco ya sientan las bases de lo que serían más tarde, encontrando por fin un sonido reconocible. Si te gustan Phoenix, deberías rápidamente recuperar It's never been like that, sin duda uno de los álbumes más infravalorados de los últimos años (incluso por ellos mismos, a excepción de Long distance call, ni rastro de él en los directos de presentación de Bankrupt!).

Pero aguarda, que en 2009 llega Wolfgang Amadeus Phoenix, y se lía. De nuevo, parece que este es su primer disco (en cada uno de ellos parecen empezar de cero, olvidando lo anterior), la diferencia es que aquí la gente SÍ que se enteran que Phoenix existen y que tienen nuevas canciones. Quizás el apoyo de pitchfork hace bastante, quizás un disco totalmente perfecto de principio a fin, también. Wolfgang Amadeus Phoenix es sin duda el mejor logro de los franceses, pop que te mejora la vida y te hace más feliz. Canciones para escuchar cientos de veces y no cansarte (he hecho la prueba, Lisztomania debe de ser una de las canciones que más he escuchado en mi vida), listas para arreglarte esos días raros que tanto abundan.

Pero no hemos podido comprobar lo grande que fue y es Wolfgang Amadeus Phoenix y lo que ha significado, hasta la publicación de Bankrupt!, su quinto disco. 
De repente, Phoenix son las letras grandes de todos los festivales del mundo. Se han convertido en un grupo de primera y ni siquiera nos hemos dado cuenta. La publicación de Bankrupt! se ha seguido contando los días, con expectación y ganas, haciendo del grupo uno de los importantes del momento.
Pero, ohhh, nada es perfecto, y los franceses entregan un disco que sigue la estela de WAP, pero lo hace con peores canciones, sobreproducidas hasta el límite y con muchísimo menos encanto.
Bankrupt! es ese disco que por la mañana te enamora pero por la tarde lo odias y no lo quieres escuchar nunca más. 

Phoenix son ese grupo que no cuentan con un batería y en el que colaboradores hacen las veces. También son esos que tienen un gusto horrible para las portadas (exceptuando la de Bankrupt! y quizás WAP) pero también los que tienen un olfato inmejorable para la melodía perfecta. "

Sí, Bankrupt fue una desilusión, aún guardo esos sentimientos encontrados ante el disco y de repente publican nuevo álbum, ya asentados en el estatus de grandes estrellas, y de nuevo la extraña sensación de estar ante un grupo que parece que tras su salto no han podido levantar cabeza. Un grupo que parece no funcionar bajo presión (no se lo reprocho, a mí me pasa igual).
Si bien Ti amo no es el disco irritante (principalmente por su producción) que en ocasiones era su predecesor, tampoco es el que los tenga que ver volver al sobresaliente de nuevo. Siguen manteniendo la capacidad y el pulso para publicar grandísimas canciones (la preciosa Fior di latte, J-boy, la dream pop Via Veneto o Telefono lo son), pero no para que todo esto funcione de manera conjunta y crear una obra con unidad como lo fueron It's never been like that o Wolfgang Amadeus Phoenix, y eso no lo consigue un concepto tan marcado como el de Ti amo. Siguen siendo un grupo con personalidad, un estilo muy marcado y con un increíble concepto (sí, de eso les sobra), que de pronto se han convertido en un grupo de singles. Aunque por otro lado, si fuera ese caso, y bien pensado, nada que objetar a esto, ¿y el increíble greatest hits que el grupo está labrando?.

Así que pasan los años y todavía sigue vigente ese títular absurdo que me saqué de la manga: Phoenix, ese grupo. Javier Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario