jueves, 22 de junio de 2017

la lista de junio: mejores canciones primavera 2017

Aquí estamos de nuevo repasando las canciones que más nos han gustado en la estación que acaba de terminar. Las canciones publicadas esta primavera y que no hemos podido parar de escuchar. Como en la anterior entrada, la que correspondía a las canciones del invierno pasado, nos permitimos tomar prestado un cuadro de Sorolla (La alberca, Alcázar de Sevilla, 1910), como siempre, esperando que no haya reprasalias.



Danny L Harle, Happy all the time  Una primavera que ha parecido un verano, un hit de verano publicado en primavera. A la felicidad por la repitición. A la felicidad por la electrónica

Marnie, Alphabet block El segundo disco de Helen Marnie (componente de Ladytron), es una genialidad de tecno pop comprometido que merece sonar todo este verano en todas las casas del planeta. Un disco que da comienzo con este contagioso y vertiginoso Alphabet block y que os recomendamos encarecidamente desde el marino.

Saint Etienne, Out of my mind Home counties es el representativo último disco de Saint Etienne. En él parecen hacer un repaso a cada uno de los estilos que han tocado durante toda su carrera. Y claro, no podía faltar este hit bailable y sofisticado, como siempre, infalible.

Brockhampton, Lamb El colectivo Brockhampton, a pesar de flotar alrededor del hip hop, siempre se ha definido como una boyband. Y aquí, con Lamb, adelanto de su segundo álbum aún por publicar, lo demuestran con creces. Si esto no se convierte en hit absoluto será solo porque no se ha conocido lo suficiente.

Love Dance, All the time Los noruegos Love Dance han pasado por el janglepop, el shoegaze o el synthpop en su carrera discográfica. Y ahora aciertan fijándose en New Order para busacar la melodía perfecta. Y quizás no llegue a lo que consiguieron estos, pero les ha quedado una canción bien maja.

Kommode, Fight or flight or dance all night Sí, ha sido una primavera rara. Otra canción que parece publicada en verano. Otra canción para pasar los días a la orilla del mar con el sol detrás. Otra canción para bailar toda la noche esperando algo de brisa.

Bleachers, Don't take the money Una canción más grande que la vida. Una canción para dejarte la voz cantando. Un Jack Antonoff en estado de gracia y en la que podemos oír a Lorde con unos coros deliciosos (Antonoff se ha encargado de la coproducción de Melodrama, el increíble disco de la neozelandesa).

Cosmen Adelaida, Hermanos Wright Es difícil asegurarlo (pese a su corta discografía, el grupo cuenta con numerosos highlights), pero Hermanos Wright es posiblemente la mejor canción de Cosmen Adelaida. Trepidante, contagiosa, maravillosa. "Dibujo a los Hermanos Wright al frente de una avión".

PJ Harvey, A dog called money De su single benéfico de doble cara A (e imposible de conseguir, grrrr) nos quedamos con A dog called money, que queda como descarte de su último disco, que solo siendo tan mayúsculo como es se pudo dejar este tema fuera.

Slowdive, Everyone knows Aún estamos asimilando la vuelta de Slowdive y, mientras decidimos si nos rendimos o no a ella, ya nos hemos enamorado de Everyone knows, una de las más inmediatas del lote, donde las melodías vocales ganan a las atmósferas.

Los Planetas, Libertad para el solitario En libertad para el solitario Jota recoge unos versos de unos fandangos de Agujetas para ponerle la guinda a una de las mejores canciones de la banda en años, en la que se funde un homenaje a Morente con la reivindicación social a la manera que siempre lo han hecho Los Planetas, sin perder la sensibilidad musical.

You're Jovian, Aemilie El nuevo disco de You're Jovian ya no solo suena a MBV (que también), sino que se han abierto a otros sonidos como en esta Aemelie, donde se descuelgan con un estribillo hiperpegajoso que perfectamente podrían haber facturado los Boo Radleys del Wake Up-Boo.

Wild Honey, Mapas de zonas desiertas Las mejores trompetas del mundo suenan en esta hipnótica Mapas de zonas desiertas que pertenece al sobresaliente disco de Wild Honey Torres blancas. "El secreto de las fiestas, las enseñanzas esotéricas"

Cigarettes After Sex, Sunsetz No es fácil con una sola canción del álbum más esperado del año, pero en Sunsetz consiguen afectar desde la primera estrofa hasta que las guitarras se desvanecen y los ojos se empañan.

Darren Hayman, Woodend Thankful villages es un proyecto musical dedicado a todas las localidades del Reino Unido en las que no hubo ninguna víctima durante la primera guerra mundial. Una colección de canciones irregulares dedicadas a pequeños pueblos británicos que, sin embargo, nos esconde esta joya absoluta que, sí, ¿por qué no decirlo? nos recuerda a los mejores momentos de Hefner, a los que siempre, siempre, se les echará de menos.

Maria Arnal i Marcel Bagés, Tú que vienes a rondarme Difícil resistirse al indudable y mágico atractivo de este Tú que vienes a rondarme. Claramente una de las canciones del año. Claramente, la emoción más pura hecha canción.

Arca, Desafío Desafío es Arca meets synthpop a su manera. Es atrayente como la mayor de las adicciones, que sabes que te arruinará la vida pero lo das por bueno por 5 minutos de éxtasis. El que no se dé cuenta de que es una de las canciones del año es que no sabe cruzar las fronteras.

Lorde, Homemade dynamite Sí, dinamita casera preparada para hacernos explotar la cabeza. O el corazón. "¿Awesome, right? Boom"

Young Dreams, Sinner (I'm sorry) Los noruegos Yound Dreams han publicado durante estos meses una de las mejores canciones de su discografía. Una canción que alcanza su punto álgido en un estribillo precioso, de esos que te ofrecen la vida entera en un santiamén.

Badgyal & Dubbel Dutch, Jacaranda Entre volver a incluir a Tangana con su Mala mujer, que anda camino de ser el gran éxito que le catapulte a lo más alto, o fijarnos en la nueva revelación del dancehall hispano, nos hemos quedado con lo segundo, que para lo primero ya habrá tiempo (o no) de acordarse a fin de año. Todos a bailar. O bueno, solo los que sepan hacerlo.

Frank Ocean, Lens Lens (o Biking o Chanel) es lo que nos obliga a perdonar a Frank Ocean su espantada del PS'17. Igual es solo que tenía que ser así. Igual es que el destino aún nos tiene preparados un nuevo quiebro. O lo mismo nos quedaremos con esa oportunidad perdida que nos acompañará toda la vida.

Mishima, Tot són preguntes Partiendo del principio de que ya son 8 los discos que Mishima atesora en su discografía, es admirable que Ara i res, el último, sea uno de los mejores. Y esta Tot són preguntes, una oscura preciosidad.

Harry Styles, Sign of the times Sería cínico por mi parte (por la parte de Javi) que esta canción no apareciera en esta lista. Una de las que más he escuchado durante esta primavera, es una épica y preciosa declaración que Styles interpreta con convicción y carisma.

Cornelius, If you're here Para el que pensara que la vuelta de Cornelius no era necesaria, la primera en la frente. If you're here es delicada, hermosa y moderna. La mejor manera de reivindicarse casi una década después.

The xx, A Violent noise (Four Tet remix) Aquí A violent noise pierde su épica hasta despersonalizarse para reconvertirse en otro hit de uno de nuestros remezcladores preferidos. Porque sí, aquí Four Tet lo ha vuelto a hacer y de qué forma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario