martes, 27 de septiembre de 2016

manolo se va al monkey week

Ya solo quedan dos semanas para el Monkey Week y yo tengo un lío de cojones. Este festival es que son un huevo de bandas emergentes (bueno, alguna hay que llevan más de diez años emergiendo, pero bueno, parece que eso es parte de la gracia) y algunos cabezas de cartel, que se reparten durante el fin de semana del 13 al 15 de Octubre en Sevilla (sí, tres días, ¿no quedamos en que los fines de semana empiezan ya los jueves?, pues ya está, fin de semana). Y claro, lo de emergentes al final significa que no tienes ni puta idea de quienes son la mayoría. Y entonces tienes dos opciones. O pasas de todo, te ves a los cinco o seis imprescindibles y el resto a suerte y te dedicas a beber cerveza con los amigos o te pegas la panzada de escuchar a los grupos antes por si descubres tu próxima banda de la vida y te haces una lista más grande que la de la compra. Y yo, como soy así de ansias, me estoy dedicando a lo segundo, y claro, aquí ando perdido en un mar de punkis, rockerillos, buenrollistas, indieplastas y traperos varios del que no tengo cojones de escapar.

Y después están los horarios y las distancias. Porque esto no es un festival normal, esto es un circuito de showcases desperdigados por media ciudad (vale, no es media ciudad, pero yo soy sevillano y un poco dramas, así que lo de exagerar lo tengo en los genes), con más escenarios que el Primavera Sound y algunos de ellos más lejos que el de electrónica del PS. Porque para llegar al de electrónica del PS hay que cruzar un puentecillo, pero en el Monkey Week el Teatro Central está en la isla de la cartuja, al otro lado del Guadalquivir y se llega cruzando el puente de la Barqueta. Cágate, Gabi.

Bueno, el caso es que, como yo no he ido a ninguna de las ediciones del Puerto, ando de novato y estoy aquí, con el pdf de los horarios haciéndome mi planning milimetrado y pensando que podré ver todo lo que me estoy planteando. Que luego será que no y tendré que centrarme en socializar, pero qué más da, por lo menos echo el rato.

Y para hacer esto me ha venido muy bien la playlist que Antonio ha hecho para la organización. Y los consejos que me está dando por el messenger del facebook. Porque nosotros somos así de guays, en vez de usar whatsapp nos comunicamos por el messenger del facebook. Y así, al final me he apuntado todo esto, que no sé si de aquí a que comience el festi cambiará mucho, pero de momento creo que será por donde se me vea:



JUEVES 13:

El jueves, como trabajo el viernes, pienso ir de tranquilo y lo mismo nos vamos (digo nos vamos porque Amaya, a la que no le gusta ninguno de los grupos del Monkey Week, se viene conmigo, porque eso es el matrimonio, que así lo dijo el juez) solo a Niño de Elche y los Voluble, que como lo que hagan sea solo la mitad de interesante que Raverdiales, ya te digo que va a ser el concierto del festival. ¡Ah! Y al parecer Lorena Álvarez también va a tocar este día. Y haciendo versiones de Vainica Doble. Que si hay alguien a quien me molaría ver haciendo versiones de las Vainica es a ella. Así que eso no me lo pierdo. Y Amaya tampoco, que Lorena, aparte de ser casi de su pueblo, también le gusta.

VIERNES 14:

El viernes tengo el lío padre. Porque casi todo lo que me interesa es este día. Una puta mierda. Pero es lo que hay. Mira, a las cuatro de la tarde ya tengo el primer solape. A las cuatro de la tarde, que no me va a dar tiempo ni de ir a comer. Beach Beach y Space Surimi. Indie-Garajero vs Hip Hop con sorna. Pero como los de Mallorca también tocan el viernes, pues igual elijo Space Surimi. Después, en el mismo local está Salfumán, que es una chica que hace un Synthpop muy chulo, y ya me quedo allí fijo. Justo después de esto es Boreals en el Fun Club y casi coincidiendo final y principio Holögrama en Itaca. Muy electrónico todo. Y saliendo de Holögrama segundo lagrimón, porque I am Dive coincide con Flamaradas. Y con todo el dolor de mi corazón, porque I am Dive además va a ser en el teatro alameda, que va a sonar del carajo, no me puedo perder a Flamaradas, que soy muy, muy, fan. Además, yo creo que esos son Amaya Friendly. Y así van ya 5 conciertos y no son ni las nueve. Te digo yo que este planning no lo soporto al final, porque después de Flamaradas toca irse al Central a escuchar a Michael Rother. Que yo su carrera en solitario no la controlo mucho, pero los discos de Neu! me los he puesto cualquiera sabe cuántas veces. Y después me iré con Fede (sí, claro, Fede también va al Monkey Week) a ver a Soleá Morente. Que no lo entiendo, porque a él le gusta el flamenco y yo a la Soleá no le encuentro el duende por ninguna parte. Pero total, para acabar la noche no es mal plan. O no acabarla, porque en la sala La Calle hay unos pocos de TBC a partir de las dos de la madrugada que, si al final no están mal, podría estar bien para cerrar.

SÁBADO 15:

El sábado es todo más difuso. Porque ni tengo claro los conciertos ni sé cómo vamos a acabar el viernes. Y lo mismo pasamos de todo y nos vamos a última hora. Pero, por si acaso, yo ya tengo grupos decididos desde las dos y media. Ahí, con dos cojones. Porque a esa hora es San Jerónimo (otros asturianos que pueden ser Amaya Friendly) en el escenario de la SGAE. Y después de unas tapas, a las 5 tocan Apartamentos Acapulco (sí, también Amaya Friendly), que encima son en la Holiday, que es la mejor discoteca de la ciudad, con esos aires tan setenta. Lo malo es que coincide con C.I.A.N.U.R.O. y su cuasi witch-house que me aptece mucho. Pero no es cuestión de joder a Amaya para algo que le gusta. Aunque igual, como AA tocan dos veces, pues lo mismo es buena opción dejar a los indiepop para más tarde y quedarnos con la electrónica a las cinco de la tarde. Y para el segundo de la tarde, Aries puede ser un buen plan y, después de ella, Le Parody en el Fun Club. El problema es que coincidiendo con Le Parody están Beach Beach y Grushenka, que además, se solapan con Soledad Vélez. Un sábado que parecía tranquilo y el pollo que se ha formado entre las 7 y las 9. Todos juntos y revueltos. Pardiez.

Lo que sí tengo claro es que a las diez toca perderse al cabeza de cartel del sábado, Lee Fields, y al Petit de Cal Eril. Porque yo no me quedo sin ver a Cecilio G en la Holiday (si hasta le he pedido ese bonito dibujo a Amaya para ilustrar el texto). Vamos, es que ni de coña. Es más, lo mismo me tatúo también una cruz invertida en la frente para parecerme a él. Y después, mis adorados Kokoshca en la Sala X. E intentaremos aguantar hasta Juventud Juché para cerrar el Monkey Week como se merece.

Antonio también me ha aconsejado a Surma, pero es que también coincide con Cecilio G y no. Y después hay grupos como Miraflores o Perlita, que por mucho que busco no los encuentro en el pdf. Vamos, que ni puta idea de cuándo tocan, pero que no me los quiero perder.

Y para ponerle banda sonora al artículo, ahí va una playlist: El Monkey Week de Manolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario