jueves, 1 de septiembre de 2016

carly rae jepsen, emotion side b (2016)

Se me hace difícil hablar de Emotion de Carly Rae Jepsen sin hablar ni relacionarlo con el marino. El año pasado fue un disco que me marcó lo suficiente como para suponer un punto de inflexión (creo que en este caso también hablo en nombre de Manolo). Un punto de inflexión, que para bien o para mal, ha hecho cambiar la línea editorial de este sitio. No es que de repente ya no nos interese lo que venía (-mos) escuchando hasta ese momento, pero bien es cierto que de un tiempo a esta parte a mi me interesan otro tipo de discos que quizás antes no me interesaban tanto y Emotion representa a la perfección ese cambio, convirtiéndose en estandarte de todo eso.
Un disco que un año después de su publicación sigue tan vivo y tan emocionante como el primer día. Un disco de pop de los que ya no se encuentran, realizado por un persona establecida en el mainstream de las que ya no se encuentran. Una persona que antepone sus canciones a su imagen, algo que cuesta también de encontrar. Por eso, cuando Carly Rae Jepsen anunció en sus redes sociales la publicación de este Side B no podíamos estar más contentos.
Finalmente, Side B ha supuesto la publicación de 6 nuevas canciones (las otras dos, First time y Fever ya las conocíamos por formar parte de Emotion Remixed +, una recopilación de remixes y esas dos inéditas que se publicó en Japón), 6 nuevas canciones que inciden en el sonido mostrado en Emotion y que no solo están a su altura, sino que lo complementan de manera perfecta.
First time me hace dudar y volver a ir a mirar los tracklists de los discos de la primera Madonna para ver si no se les había colado por ahí, algo que solo puede ser bueno, claro. La tecno-pop Higher y su efervescente estribillo te puede llevar al cielo, la delicada y preciosa The one también funciona, al igual que Fever, todo hits en potencia que no lo serán en el mundo, pero sí en nuestras habitaciones.
Los coros de Body language (co-escrita por Devonté Hynes, que sigue colaborando con Carly después del maravilloso All that de ella y el Better than me de él) son fantásticos y con Cry nos encontramos otra de las maravillosas canciones por las que adoramos tanto a Carly Rae Jepsen
Quizás Store pasa por ser el momento más flojo del disco, pero enseguida nos encontramos con Roses, una de las mejores canciones que ha escrito. Con una producción excelente, es una preciosidad que no acierto a asimilar por completo de miedo a no poder parar de llorar.

Lo ha vuelto a hacer. Parecía difícil, pero ha vuelto a repetir la hazaña. No podíamos esperar menos. Javier Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario