miércoles, 13 de diciembre de 2017

2017 en series

  1 The Leftovers temporada 3


No se trata de hacer un homenaje a algo que ya no está entre nosotros, se trata de hacer justicia a algo que ha sido más grande que nosotros. La tercera temporada de The Leftovers ha sido más, mucho más, de lo que podíamos llegar a esperar. Un cierre para la tremenda historia que hemos presenciado a lo largo de tres temporadas. Y si bien ha ido cambiando el tono (si comparamos la primera y la tercera temporada, parece que estemos hablando, prácticamente, de otra serie), ha supuesto una evolución lógica, racional, y sobretodo emocional. Y aquí hay que darle todo el significado a esa palabra. Por una vez.
En The Leftovers todo estaba a altura: actuaciones (aquí Justin Theroux y Carrie Coon se merecen el cielo por sus interpretaciones), historia, desarrollo, ambientación, absolutamente todo. No hay ni un solo pero que poner. Todo parece indicar que Damon Lindelof ha encontrado la perfección de la fórmula. Si incluso ha habido explicación a la gran pregunta, demonios.

Bien pensado, sí, hagamos un homenaje. A lo que nos hace sentir bien. A lo que nos hace mejor personas. The Leftovers me ha hecho mejor persona.

  2 The Orville temporada 1
  3 Game of Thrones temporada 7
  4 Love temporada 2
  5 Big little lies
  6 Stranger things 2
  7 Philip K Dick's Electric dreams
  8 Girls temporada 6
  9 The Sinner
10 This is us temporada 2

Twin Peaks temporada 3
























Y después está la tercera temporada de Twin Peaks. Una serie que no es una serie, sino la mejor película de 2017. Al fin, 25 años después, Mark Frost y David Lynch parecen haber trabajado con absoluta libertad, y el resultado es completamente acorde con lo que se espera de ellos. Como si ambos quisieran quitarse esa espina de que pudo hacerse más, y sobre todo mejor, con la segunda temporada, aquí solo han quedado sueltos los cabos que ellos han querido, y el resultado es prodigioso. Además, como toda la obra de Lynch, lo más emocionante llega después de verla, cuando es el momento de hacer balance y los matices la multiplican y elevan al cielo. Porque Lynch ha conseguido que su obra tenga vida detrás de la pantalla, y el escenario actual, con la conexión total que es internet, es perfecto para ello. Si no la has visto, estás cojo o, como Mike, el personaje que ilustra esta reseña, manco.

3 comentarios:

  1. No me gustó nada la primera temporada de The Leftovers; después de leerte quizás le dé una oportunidad a la segunda y tercera.
    Muy recomendables Better Things (sobre todo la segunda) y Master of None (la segunda), The Crown, la maravillosa Happy Valley y Last Tango in Halifax (primera), Transparent...

    Y también Broken, The Americans, Fleabag, The Durrells... paro ya. Me doy cuenta de que veo demasiadas series, quizás debería salir y conocer gente :-(
    Un abrazo, Manolo.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto todos tus consejos (y los de Javi). En realidad en casa solo hemos visto Twin Peaks de esa lista. El resto son elecciones de Javi. Yo veo demasiado pocas series, pero tampoco eso me sirve para salir más. Igual la solución es que dedique menos horas a escuchar música en mi salón.

    ResponderEliminar
  3. Pues haces muy bien con tu música en tu salón blanco.

    Javi, soy muy filobritánica, no me hagas mucho caso. Y eso que no he puesto mis debilidades-pastelón: Victoria, Poldark y todos los culebrones decimonónicos que me trago ;-P

    ResponderEliminar