martes, 18 de julio de 2017

grupos que me atan al suelo (19): interpol

A finales de 2002 me explotó la cabeza. La publicación de Turn on the bright lights, el primer disco de Interpol, supuso para mí una brecha emocional sin igual. Una brecha emocional al descubrir uno de mis grupos favoritos desde entonces. Un debut que, dentro de lo que se llamó la nueva ola del post punk (esto es, el legado de Joy Division traído al siglo XXI), sirvió como revulsivo de una escena que vio como se publican numerosos discos y surgían grupos bajo el influjo de estas canciones. Un disco enorme, que escuchado 15 años después todavía sigue vigente e igual de estremecedor.



Después llegó Antics, que sin ser tan icónico, seguía su buena racha, de nuevo con canciones increíbles. Al igual que Our love to admire, a mí parecer el gran tapado de la discografía del grupo. Un disco totalmente alucinante, quizás más distante y frío que sus predecesores, pero también más personal, donde el grupo ya solo se referencia a si mismo.
Interpol, su cuarto disco, fue el primer bajón de su carrera, un disco difuso, donde el principal problema es que las canciones no se encuentran a la altura. Un error ya desde la imagen gráfica del álbum. Todo esto se remedia en lo que es su último disco hasta la fecha, El pintor. En él, volvemos a encontrar esas canciones que rompen, con la intensidad por todo lo alto (Ancient ways, All the rage back home, etc).
Donde nunca han fallado es en directo, convirtiendo cada una de las veces que los he visto en una experiencia única y especial. Conciertos apasionantes donde uno salía con la impresión de acabar de ver al mejor grupo del mundo.

Otro de los grupos (y de los que me genera ansiedad y compro compulsivamente todas las ediciones de sus discos) que me han acompañado a lo largo de muchos años con sus canciones. De las cuáles, algunas de las que más me gustan son estas:

Obstacle 1 (Turn on the bright lights, 2002) La mejor canción del grupo. Donde empezó todo. Toda una paleta de emociones en una misma canción donde las influencias se justifican por si solas. Una puta maravilla.

Say hello to the angels (Turn on the bright lights, 2002) ¿Alguien ha dicho This charming man? ¿Alguien ha dicho jodidos genios? La canción más trepidante de Interpol. Saluda a los ángeles.

Untitled (Turn on the bright lights, 2002) Una intro jamás tuvo más sentido. La belleza más absoluta: "Oh, I will surprise you sometime, I’ll come around, when you're down"

C'mere (Antics, 2004) La importancia de un oh: "The trouble is that you're in love with someone else, It should be me. Oh, it should be me".

Ancient ways (El pintor, 2014) Interpol me recordaron con su último disco, y concretamente con esta canción, porque son uno de los grupos que más he escuchado en los últimos años. "At the station"

No hay comentarios:

Publicar un comentario