martes, 18 de abril de 2017

gracias por estos tres meses, lena dunham

No, no llevo desde el principio viendo Girls. No sé si afortunadamente o no pero no llevo 6 años siguiendo las aventuras de Hannah/Lena. Solo llevo tres meses, pero 3 meses muy intensos: en ese tiempo he visto los más de 60 capítulos de la serie y he leído la autobiografía libre que escribió, No soy ese tipo de chica. A todos luces, 3 meses que han sido un exceso. Un exceso para una personalidad tan peculiar como la que tiene Hannah/Lena. No me quiero imaginar lo que hubiera sido vivir 6 años siguiéndola semana a semana.

Desde la última vez que hablamos, en la recta final de la serie hemos visto las despedidas de varios personajes: Ray encontrando el amor dando vueltas en un tiovivo, el éxito de Elijah, la inevitable despedida entre Hannah y Adam en un precioso 6x08 y la constatación de la realidad entre las chicas en un 6x09 definitorio: una realidad que no dejaba en muy buen lugar la amistad entre Shosh y las demás, y en uno mejor la que existe entre Hannah y Jessa. El cierre de un círculo del que Hannah/Lena siempre ha sido la máxima protagonista.

























En una serie como Girls, que por mucho que nos empeñemos, siempre ha sido una historia individual en lugar de coral (a pesar de su título), no cabía otro final que el que hemos visto. Pausado, como sin con él no fuera la cosa, solo marcado por su propio ritmo. Y es que está claro que Girls (citando a la propia Lena Dunham) no ha sido esa clase de serie. Esa clase de serie en la que el cliffhanger manda. Aquí se ha contado una evolución, un de niña a mujer, como diría aquel. Una historia común, pero contada de la manera más rara y extraña posible. O quizás hemos sido (he sido) nosotros que no la hemos entendido. En todo caso, una serie en la que se ha llegado al sobresaliente en varias ocasiones y a la inercia y la vulgaridad en muchas otras. Pero siempre manteniendo interés, que a lo largo de 62 capítulos no es poco. Javier Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario