lunes, 24 de abril de 2017

blonded radio, una nueva forma de compartir música

Desde hace ya unas semanas, Frank Ocean lleva presentando en Apple Music un podcast donde nos muestra su música preferida y, entre ella, va colando temas propios inéditos. Canciones que, al menos de momento, no pertenecen, ni se ha anunciado que vayan a hacerlo, a ninguna nueva obra del músico. Una fórmula que en el fondo no sabemos hacia dónde lleva.



Somos conscientes de que el mercado está cambiando a pasos demasiado grandes. The life of Pablo de Kanye West, editado solo en formato digital, y con distintas versiones en el tiempo, según el capricho de Kanye, o las declaraciones de M.I.A., que apuntó que AIM sería su último disco, son claros ejemplos de ello. El mismo Blonde de Ocean, vendido únicamente por correo en el Black Friday y actualmente a precios desorbitados en la segunda mano. Aparte del ya conocido mercado del hip hop con sus múltiples mixtapes editadas fuera del mercado convencional (Ocean ya publicó una mixtape previa a Channel orange en 2010, pero entonces aún no era el artista multirreconocido que es ahora).

Lo cierto es que, a los melómanos de siempre, esto nos puede crear confusión. Nuestra obsesión por clasificarlo todo choca frontalmente con este nuevo libre mercado de la música, máxime cuando quienes se acercan a él son músicos de primera fila como los ya mencionados, y no autoproducciones de artistas poco conocidos.  El caso es que la realidad es que, casi a un ritmo semanal, Frank está presentando sus nuevos temas tanto en su programa Blonded Radio como en su canal de Youtube. Y a nosotros nos toca ir recibiéndolo con la naturalidad forzada de quienes necesitan poder encasillar todo en sus planificadas listas de lo mejor del mes, año o década, y dejándonos llevar por los tiempos. De momento, ya se han publicado Chanel, Biking y este Lens, que demuestran que Ocean sigue en forma y que, pertenezcan o no a alguna nueva referencia del artista, son la continuación de ese Blonde que tanto nos sorprendió el año pasado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario