jueves, 3 de septiembre de 2015

pxxr gvng, los pobres (2015) por manolo domínguez

Una noche de hace meses, pinchando en una sala de Sevilla, decidí terminar mi sesión con un tema de Daddy Yankee. Al bajar de la cabina me asaltó una chica para decirme que había estropeado con esa mierda de canción una jornada que iba de puta madre hasta entonces. A esa persona, que se sentía especial, mejor que los canis de su barrio, por escuchar una música diferente de la que ellos disfrutan, le habían metido al enemigo, encarnado en el peor reggaeton, en su entorno de seguridad, ese que no le falla y que le da lo que necesita sin exigirle tener criterio propio. Y ella, tambaleándose de ese pedestal que se había inventado, decidió tomarla conmigo en vez de pararse a pensar por qué alguien que el resto de la noche solo había pinchado temazos también disfrutaba del artista del Barrio Fino.

Y algo parecido está ocurriendo con el fenómeno PXXR GVNG. Sus miembros han salido de la calle y hacen música para la calle. Escuchan hip hop y reggaeton y hablan de drogarse y follar sin metáforas ni mierdas. Y claro, la calle los está aceptando como uno de ellos. Los esmallaícos. Y quienes necesitan desmarcarse de esos que escuchan la música con el móvil a máximo volumen en sus asientos del metro, dando todo el por culo posible al resto de los pasajeros, han encontrado su nuevo objetivo a apedrear. Los pobres acumulan ya millones de visitas en youtube y miles de comentarios poniéndolos literalmente a parir, como si no fuera suficiente con odiarles y fuera estrictamente necesario hacérselo saber a todos los que pulsan sistemáticamente a me gusta de cada nuevo archivo subido.

Pero además es que ocurre que PXXR GVNG es mucho más que 4 jinchos rapeando sobre vivir la vida colgados. Han bebido de lo más moderno del trap y el gansta norteamericano y han asimilado toda esa cultura a la perfección porque, entre otras cosas, les va como anillo al dedo. Además cuentan con un maestro a las bases (Steve Lean) que ha pasado en meses de ser la gran esperanza blanca a trabajar para la Mala Rodríguez y formar parte de la 808 Mafia y se han cascado un disco tremendo, a la altura de lo que han ido adelantando en youtube, en los proyectos paralelos (Los yumas o La mafia del amor) y en las mixtapes de cada uno de los miembros del colectivo en solitario.


Los pobres es el disco nacional del año, claro. Por lo que es y lo que significa. Por canciones que retumban como los graves de Steve Lean, por una intro que es crema, y porque está cargada de hits (Tu coño es mi droga, PXXR Brother, Cigala, Perdóname Dios...), perfectamente sostenidos por otros temas menos inmediatos como Familia o Cambios, donde los beats descienden sin perder un ápice de fuerza gracias a la complejidad de las bases de 808 mafia, responsables del sonido del disco. Pero todo esto podría haber caído en saco roto de no ser por la personalidad de Yung Beef, Khaled y D Gómez al micrófono y el autotune y unas letras que trascienden el chiste del vive deprisa y muere joven para (como antes ocurriera con las de maestros de la rumba kinki como Chichos, Calis o Chunguitos) reflejar a la perfección a un estrato de la sociedad que está ahí y, todo sea dicho, parece que se lo pasa mucho mejor que buena parte de quienes lo rechazan de forma más que explicita.

PXXR GVNG han llegado para reírse de todos, divertirse y forrarse. Lo primero y lo segundo parece que ya lo están consiguiendo, y lo tercero habrá que verlo. 

4 comentarios:

  1. Gran página, pésimo artículo. Siempre ha existido una alta y una baja cultura, estos seres representan lo más bajo. Son el 'hype' del momento y se les trata como tal, tanto vosotros como otras páginas de cierta calidad.

    ResponderEliminar
  2. Vanishing Point, Jenesaispop, Blisstopic, la organización del Sónar, Mondosonoro... Todos equivocados... menos tú. (Conste también en acta que mi opinión sobre el disco no es muy compartida con la del máximo responsable de la web, pero ha sido bueno y me ha dejado plasmarla).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No por tener un gran acogida popular o tener el beneplácito de la crítica lo convierte en un buen disco, como por ejemplo ocurre con el último disco de Tame Impala. Lo que sí voy a reconocerle es que puede que este grupo se termine convirtiendo en el adalid de una nueva corriente dentro del hip-hop español. Les reconozco el mérito de la renovación estética, pero no comparto los pilares sobre los que se sustentan.

      Eliminar
  3. Ya, evidentemente, yo también discrepo de algunos totems de la música. A lo que me refería con lo de todos equivocados menos tú es al comentario de "pésimo artículo" porque musicalmente no te interesen. Yo creo que en el texto intento justificar por qué me gusta el disco de PXXR GVNG, y coincido con la opinión de otro medios, por lo que puedes discrepar, pero no acepto (vale, igual suena algo soberbio por mi parte, pero creo que se me entiende) lo de pésimo artículo, porque he realizado un esfuerzo para que se entiendan mis razones para defender el disco.

    ResponderEliminar