lunes, 11 de abril de 2016

invitados en el marino: tirana

Después de varias semanas retomamos la sección invitados en el marino. Y lo hacemos de mano de Olivia Mateu, Tirana, que a finales de 2015 publicó su primer disco, El divino estado de la descomposición, que sucedía a su primera referencia, Vas a morir ep.
Como siempre en esta sección, Tirana ha elegido varias canciones y las explica más abajo. También las podemos escuchar todas en spotify.



Aquí está, con un pequeño texto a modo de introducción:

Aquí va mi lista de favs, lista que a diferencia de Jordi Maranges a mí si me ha costado sudor y lágrimas. Hay tantas canciones que me gustan tanto, tantas y tantas que he escuchado de forma enfermiza y que de algún modo representan o forman parte de mi, que no sabía cómo empezar. Al final he optado por escoger aquellas que además de escuchar en modo bucle, forman parte de discos que me encantan, que son de grupos o artistas a los que adoro y, en última instancia, que salen en spotify. 

Michael Nyman: Chasing sheep is best left to shepherds Michael Nyman se merece un monumento en cada pueblo y ciudad. Ciudades enteras con su nombre, y escuelas con su foto colgada en las paredes. La peli es brutal, y el tema aún más: un subidón que parece no tener fin. En cada rueda se van sumando elementos y, semejante a un canon, la melodía parece que se autogestiona. Es una oda a la vida, así lo siento yo: me dan ganas de hacer (así en general), y de hacerlo bien (con ganas y buen humor).

The Beach Boys: God only knows Pet Sounds es un disco de por vida: todos los temas son brutales, y los arreglos (todos) para cagarse encima. Me he quedado con God Only Knows pero podría ser cualquiera del disco. La canción tiene una melodía preciosa, me da por sentir ternura y amor,  y se acompaña de una letra que no hace sino que acrecentarlo todo. Mención especial a los coros. 

France Gall: Nous ne sommes pas des anges Este tema es enorme. Empieza a tope, batería y violines que hacen las delicias al mundo pop, y sigue: los arreglos, la voz de France Gall… todo es tan y tan bonito…

Faust: The Sad skinhead Si la memoria no me falla, que con tanto porro la cosa anda regulín, diría que con este tema entré en el kraut. La vehemencia de ese primer grito, el bajo y sus cuerdas, la guitarra distorsionada, la batería y sus percusiones, los ruidicos, la letra… todo me enamora. Todo. Puede que sea mi canción de cabecera, por así decirlo. La escucho casi a diario y desde ya hace mucho, de alguna manera me hace bien. Me hace bailar, saltar… 

Pixies: La La Love You Con Doolittle me pasa un poco como con Pet Sounds, podría escoger todas la canciones. Pero le ha tocado a ésta, por su buen rollo supongo. La batería y la guitarra son enormes pero vamos…  la canción entera es genial. Me encanta especialmente cuando cada uno va diciendo "I love you"  y el que más, claro está, el de Kim Deal (Kim Deal es <3 <3 <3).

Pavement: In the mouth a desert  A Pavement los descubrí hace relativamente poco, y aún hoy me maldigo por ello. Me explico: yo ya sabía de su existencia, de hecho en casa me los ponían a diario, y en el coche, y en las fiestas… estaban por todas partes, pero a mi no me gustaban. No lo entendía y hasta le tenía manía al cantante. Y un día, no sé por qué motivo, me puse a escuchar el greatest hits (ya sé que es penoso… lo sé) y la cosa es que me gustó. Todas las canciones de ese Quarantine The Past: The Best of Pavement me parecieron de lo mejor. Entré en bucle. En casa estaban tan contentos que hasta me regalaron el vinilo. 
In The Mouth a Desert tiene la mejor intro del mundo. Empieza la frase la guitarra y cuando el destello sabes que es temazo máximo, después entra la batería y casi ni te lo crees, se hacen los platos y ya a por todas, !todas! Mejor no se puede, en serio. 

Deerhunter: Cryptograms Cryptograms y Fluorescent Grey aparecieron en mi vida a la par y fue como un:  "Oh Dios mío, !ha vuelto Neu!"  Batería y bajo son para enmarcar y colgarlos en la sala de estar, y Bradford Cox directamente para rendirte a sus pies (!que no se muera por favor!). 

Galaxie 500: Strange Galaxie 500 fue conocer al padre de mis hijos. Me recuerda a esa época, y a parte de todo lo bonito que tiene la canción (melodía, guitarra, letra…) me teletransporta a cuando era más joven, a cuando empecé con él, al amor, a los intensivos de series y pelis. A no salir de casa por tenerlo todo allí. Quizá por todo esto cuando la escucho estando a solas lloro. 

Stereolab: Cybele's Reverie Obra maestra por excelencia. En este caso no me entero de nada, pero ni falta que me hace con esas melodías, coros y arreglos. Sintes, teclados, voces y violines… todo se complementa y te hallas fundiéndote tu con ellos. 

The Feelies: Crazy rhythms Los Feelies entraron en mi vida para quedarse, y los llevo siempre conmigo. Y lo digo en sentido literal: cuál estampita tengo una foto de ellos en mi monedero, junto a la de mis hijos (me encanta esa foto). La cosa es que en su momento lo flipé mucho con ellos. 
En cuanto a la canción, batería y percusiones son brutales. 

Television Personalities : The glittering prizes Esta canción me encanta, pero es que el disco entero es una genialidad. Escojo The Glittering Prizes porque nunca hablo de los bajos, de hecho casi ni los percibo, y sin embargo en esta canción destaca a tope y es brutal. Esto aparte la canción lo tiene todo. 

Joaquín Pascual: Nos miramos a los ojos Disco capital del panorama nacional, junto con el primero de la Estrella de David. "Todos, nos miramos a los ojos, para ver como somos, lo que tenemos dentro". Me parece de lo mejor, en serio. Y que después acabe con "aunque no sirve de nada" es amor eterno. 

El robot bajo el agua: De frente Esta canción es poesía, y me identifico tanto con la letra que escucharla es como una terapia. Sencillamente es increíble, el disco entero lo es. Parafraseándolo: me tiene demente. 

Sufjan Stevens: Should have known better Con esta canción también me da por llorar. Me mata la historia que cuenta, y la canción es preciosa. Todos sus detalles me emocionan, y ya para el minuto 2:40 me hallo como en trance. Muy particularmente me enternece cuando canta "My brother had a daughter. The beauty that she brings, illumination".  Y verlo en directo, con su coreo, pues es ya uno de los momentos favoritos de mi vida. 

Elliott Smith: Everything means nothing to me A día de hoy aún me afecta su muerte. Y no puedo sentir más que admiración por su persona y su obra. Lo adoro. Este tema sirve como un mantra, reforzando de forma incesante ese pensamiento circular que da título a la canción. Es devastadora. 

The Magnetic Fields: Born on a train Esta canción es perfecta. Sus teclados, su melodía, la voz de Stephin Merritt… Puede que por el paso del tiempo, pero al escucharla ahora siento cierta nostalgia.

Gorky's Zygotic Mynci: Tsunami Y enlazo este sentimiento con esta otra canción, que es también una joya. Algo triste y épica trae consigue una paz algo difícil de trasladar en palabras. Como reza la letra te ves en otro lugar, y parece que puedas contemplarlo todo sin sentir dolor. El estribillo es precioso, y en el minuto 1:51 tras el 'pip', cuando empiezan las cuerdas, tomas conciencia de ello. Y entonces, cuando de nuevo se repite el estribillo, te sientes aliviado de todo mal, alejado de todo cuanto te rodea. 

Daniel Johnston: Walking the cow Escoger un tema de Daniel ha sido muy difícil, me he quedado con este porque (1) me gusta y (2) el nombre de Hi Jauh USB?, colectivo del que formo parte, sale de esta canción y su 'Hi, How Are You'. 

Karen O And The Kids: All is love Contraresto ahora tanta tristeza y locura con All Is Love, que es todo lo contrario. Libro, peli y banda sonora son <3 <3 <3. En la producción de la canción está Bradford Cox y eso suma, claro. Los coros de los niños son amor, y toda la canción. Da por sonreír, abrazarse con todo dios y gritar que si, que si… que todo es amor. !Puto a-m-o-r! 

David Bowie: Modern love Con Modern Love hago una excepción, pues de escoger un disco de Bowie escogería el de Ziggy. Sin embargo este tema me chifla. Y me chifla a tope. Los momentos saxo son de hacerse pis, y cómo canta Bowie, !joder! La canción entera es un himno. Particularmente el "But I try, I try'"me vuelve loca.  

The Olivia Tremor Control: A new day Esta canción es magnífica también. Trae consigo el buen rollo, y la melodía es de esas que se te quedan y que de primeras, no sabes cómo ni por qué, pero te resulta familiar. 

Syd Barrett: Dominoes Discazo y genio. Y la canción, es tan colgada por letra e instrumentación, que no puedo más que admirarlo a tope. 

Yo La Tengo: Shaker Con Yo La Tengo podría hacer una lista entera, todos sus discos son enormes y diría que son la banda en activo más potente del mundo entero. En esta canción me mata la guitarra, es como que te abduce a otra dimensión, y cuando acaba quieres más.  

Animal Collective: Grass Con Animal me ha pasado un poco lo mismo que con Pavement, y fue escuchar este tema y entrar de lleno. Es una obra maestra, los coros a lo Byrds, lo tribal, la catarsis de los platos… <3 <3 <3. 

La Düsseldorf : Cha Cha 2000 Y ya, acabo con Cha Cha 2000 que es mi canción favorita de todas. En serio, no creo que pueda haber nada mejor. El tema es más que una experiencia religiosa, como diría el de las mangas, es de lo que está hecho todo lo que me gusta y quiero. Y la letra, no exagero, lo mejor. !Qué puta letra! Klaus Dinger es el mejor. Amor eterno a su obra y persona: !el mejor!
Apunte: en el minuto 2:50 está Changes de Bowie: "Cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha cha change. We all need to change". 
Acabo con un corte y pega: "This will be paradise, if we open our heart, if we open our eyes. Come on, and make it paradise, where the rivers are blue, and the air is clean, and the grass green (…) We've got it all, but we don't know. Yet". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario