miércoles, 6 de abril de 2016

kanye west, the life of pablo (2016)

No siempre he tenido una buena actitud en algunos momentos determinados de mi vida. Precisamente esa actitud es la que me ha jodido ciertas parcelas. Por mucho que lo intente, siempre acabo cayendo en la misma piedra, una y otra vez. Por mucho que intente cambiar, siempre acabo funcionando de ciertas maneras. Por eso he llegado a la conclusión de que algo en mí no funciona como debería. Algo dentro de mí va por libre, va a su manera, como si sus fines y lo míos no fueran los mismos.

He tardado en darme cuenta, pero prácticamente ya lo he asumido. Esto es así, por mucho que lo intente no va a cambiar. Creo (Dios me libre de compararme con ÉL) que a Kanye West le debe pasar un poco lo mismo. Me atrevo a decir que Kanye West es algo parecido a una persona, y por lo tanto se le puede aplicar la misma empatía que demostraríamos con cualquier otro semejante. Kanye West tiene algo que no le funciona y yo estoy aquí para ver que su comportamiento de cara a nosotros es debido a eso. Tiene algo que no le va, y por eso no para de hacer el notas y querer ser el centro de atención. Kanye, tranquilo, yo te entiendo.

Digásmolo ya y rápido. Kanye West es más grande de lo que su ego nos deja ver. Aún teniendo todo en contra, consigue sacar un disco que, también, es (muchísimo) más grande de lo que su ego, y en este caso, también los medios que lo retransmiten y alimentan, nos hacen creer.
Hacer el ejercicio de sacar de contexto la figura y el lanzamiento de The Life of Pablo es una experiencia alucinante. Un disco de tal envergadura no es fácil encontrarlo, y cuando se hace es de justicia poética decirlo bien claro: The life of Pablo es claramente el mejor disco que nos vamos a encontrar este 2016 (creo que me quedo corto). Un disco, como comentaba, ensombrecido por sus circunstancias, pero inmenso en sí mismo.

A pesar de su largo tracklist, Kanye West consigue un álbum con unidad, quizás un poco excesivo en su minutaje, pero nunca aburrido ni bajando el nivel. Quizás su parte central (la que va de Feedback a I love Kanye) es la más débil, pero aún así, eso no consigue que el disco pierda fuelle.
Dar inicio con el acojonante gospel sintético de Ultralight beam ya consigue ponernos tiernos, aquí ya sucumbimos al personaje, olvidando toda esa tontería que comentaba al principio.
La continuación con las fabulosas Father stretch my hands Pt.1 y Pt.2 (atención a su final muy Daft Punk, en casa de Mr.West deben estar sonando todo el rato) y la excepcional Famous, otorgando a Rihanna el mejor featuring de su carrera y haciendo juntos una de las canciones más impresionantes de la temporada.
La tanda de la hipnótica Low lights y la más orgánica Highlights también es destacable, pero es a partir de Waves cuando todo esto se pone serio y toma aires casi históricos. Porque si todo el mundo echa de menos haber estado de cuerpo presente en la publicación del Sgt. Pepper's de los Beatles, yo me doy con un canto en los dientes por ser contemporáneo de este lanzamiento. Kanye, tranquilo, lo has conseguido, pasarás a los libros de historia del siglo XXI. Tú eres el puto siglo XXI. No se me ocurre nada más tremendamente moderno que The life of Pablo.

Waves, gigante, preciosa, fuera de la común, se me acaban los adjetivos, FML, 30 Hours (esta es otra poderosa razón de la gran importancia de este disco), No more parties in LA o el final y perfecto colofón que supone Fade, forman algo tan difícil de asimilar en su justa medida que hasta me duele la cabeza y me mareo.

The life of Pablo consigue su propósito: ser una obra de arte única, contradictoria, en constante evolución y siempre, SIEMPRE, fascinante. 

2 comentarios:

  1. Yo creo que, independientemente de su ego, hay mucha exageración con los discos de Kanye West, ni que hubiera inventado el hip-hop... Tan sólo he escuchado "Famous", el single de adelanto y me parece un tema facilón en cuanto a estructura. No te digo que la producción sea algo avanzada pero es sólo eso: producción. Lo siento pero a mí no me convencieron los discos anteriores y dudo que lo haga 'The Life of Pablo' cuando lo escuche entero (cosa que haré al menos por decir que lo he escuchado). Supongo que tanto beneplácito me echa para atrás a la hora de valorarlo.

    ResponderEliminar
  2. No soy un gran entendido en hip hop, pero este es uno de los casos en los que me llega y lo disfruto, no sabría explicar por qué

    ResponderEliminar