lunes, 6 de noviembre de 2017

the sound of arrows, stay free (2017)

Antes de escucharlo al completo, no podía evitar estar con la ceja arqueada ante este disco. Desde sus desconcertantes adelantos pasando por el aire Mr.Wonderful meets New Age de los títulos del disco o las canciones.

Los suecos siempre tuvieron ese lado más atmosférico y ensoñador, que convivía a la perfección con los hits europop de su disco de debut, Voyage. Una visión de la música orquestal desde la década de los 80, una visión que procura canciones que parecen sacadas de bandas sonoras de películas de amor y acción de esa década. Con los adelantos presentados de Stay free parecía claro que en este disco se habían rendido a esa faceta de su música. Con Beatiful life (al final, una gran y preciosa canción) y In the shade of your love nos encontramos canciones que necesitan atención y un estado de ánimo determinado para disfrutarlas. Demasiado para alguien que esperaba un éxito tecnopop con la vuelta del grupo. Pero cuando hemos visto la película completa (no es cusualidad que el disco se inicia con intro y outro llamadas Opening titles y End titles), y no solo alguna escena o algún trailer que nos han despitado, es cuando todo ha tomado sentido.

Y sí, una vez escuchado el disco, The Sound of Arrows han tirado por ese camino del que hablaba, pero sin renunciar a su esencia más pop. Así, Don't worry o Wicked ways son canciones irresistibles de pop electrónico, hits que conectan de manera directa con su primer disco. Pero son las menos, y lo que encontramos en Stay free son medios tiempos que se encuentran con fantásticas orquestaciones en espacios abiertos: desde la balear Stay free (la canción), pasando por la más evocadora Moment in the sun o la más reflexiva The greatest.

Un disco sacado de su tiempo que solo atiende a sus propias reglas y referentes. Un oasis de sintetizadores donde el mundo es mejor y suenan violines cuando se es feliz. Javier Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario