martes, 29 de agosto de 2017

kommode, analog dance music (2017)

Kommode son Eirik Glambek Bøe de Kings of Convenience y su amigo de la infancia Øystein Gjærder Bruvik.
Al igual que Erlend Øye, Eirik publica al margen de Kings of Convenience (que por cierto, en estos momentos se encuentran grabando nuevo disco) con este proyecto del cuál se ha publicado este primer disco este verano.
Sus primeras canciones se publicaron en 2008 (Houses for birds apareció en esta recopilación de ese año) y una década después ve la luz su debut. Todo queda en casa, ya que sabemos que en el mundo que rodea a Kings of Convenience los discos se toman su tiempo. La paciencia aquí es una gran aliada.

Sea como sea, ya tenemos aquí este debut, y claro, es uno de los discos destacados de la temporada.
10 canciones que, como explica Eirik, son una respuesta a la imperante EDM. 10 canciones que cambian la letra inicial de esas tres siglas para demostrar la magia de la música de baile primigenia: la magia de la música tocada en la misma habitación en la que te encuentras, la magia de hacerte bailar con una línea de bajo, el ritmo de una guitarra o una batería omnipresente. Embarcados en esta titánica y educativa empresa, Kommode publican un disco en el que sus melodías y sus arreglos cumplen con todo esto que pretenden. Qué digo cumplen, elevan las expectativas y llevan su ambicioso concepto a las alturas.
Poco más de 35 minutos que susurran cercanía, calidez y mucho groove. Un ritmo poderosamente impetuoso e intenso, portentoso e irresistible. Una sesión que no cesa en la que la diversión es lo único que cuenta. La diversión que proporcionan unas melodías y unas armonías vocales listas para enamorar.

Un disco que quizás por su tono uniforme y cercanía al sonido balear más tranquilo pueda resultar incluso intrascendente y mera música de acompañamiento a alguna tarea, pero se distancia de todo eso con unas canciones que no vas a poder olvidar desde la primera escucha. Javier Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario