jueves, 7 de julio de 2016

la sexta de juego de tronos: la temporada de los stark

(spoilers)

Cada vez estoy más convencido de que Game of Thrones (en su defecto, Canción de Hielo y Fuego, aunque esto está por determinar y más vale no abrir ese melón) es, entre otras cosas, la historia de una resurrección, la de los Stark. Y esto se ha visto potenciado (y a lo grande) en la sexta temporada que acaba de finalizar.
Porque si la historia de los norteños ha ido a peor en cada temporada (y desde el primer momento), sufriendo calamidades cada vez peores, en la sexta hemos visto como renacían de sus cenizas. Pero vayamos por partes, o por hermanos:

-Rickon: El menor de los Stark se lleva la peor parte, y el pobre ha acabado falleciendo a manos de Ramsay Bolton. Que solo apareciera en un par de ocasiones, y sin ni siquiera frases, ya nos hacía temer lo peor. Al final, después del misterio de donde se encontraba, no ha tenido ninguna relevancia en la historia.

-Bran: Si hablamos de Bran es hablar de palabras mayores. Claramente tiene la clave de todo, aunque, probablemente, todavía no lo sabe. Aunque dado por muerto, para la audiencia nunca lo estuvo, por lo que nunca temimos por su vida. Con mucho para reprocharle (suya fue la culpa de todo el Hold the door gate), es imposible que no sea uno de nuestros personajes favoritos. Por cierto, gracias a él hemos descubierto que otro Stark sigue vivo (bueno, es un decir), Benjen, su tío. Su futuro, aunque decisivo, no creo que pase por Invernalia. Me resultan todo un enigma sus próximos pasos.

-Arya: Otro de los pilares fundamentales de la historia. Arya, mayor buscavidas de Poniente, ha logrado salir inmune de cada una de las zancadillas a las que se ha visto expuesta. Incluso beneficiada, según hemos podido ver en el 6x10, ya que ahora tiene el poder de los Hombres sin Rostro. Con Invernalia otra vez en manos de los Stark, su futuro está en el gore está claro y se presenta mejor que nunca.


-Sansa: Si ha habido una evolución clara en Juego de Tronos, esa ha sido la de Sansa. De niña ingenua a recuperar las tierras y el castillo de su familia en seis temporadas (y a manos de una de sus personas más odiadas). La que ha acabado siendo la más carismática de los hermanos es ahora dueña de su destino, por lo que Los Siete dirán.

-Jon: Todo esto ya huele a final. Con un último capítulo en el que conocíamos lo que ya todos sospechábamos sobre los orígenes de Jon Snow, y en el que le han vuelto al poner al cargo de otra gran responsabilidad, Jon ha sobrevivido, literalmente, a todo, siempre junto a Fantasma, desaparecido estos dos últimos episodios, pero vivo. (¿Junto a Nymeria?, el huargo de Arya, único superviviente de la camada). Y huele a final porque una vez Jon situado, y con la gran venida Targaryen que se avecina, no podemos esperar otra cosa que sus caminos se acaben encontrando para la verdadera última gran guerra. Winter is coming...

No hay comentarios:

Publicar un comentario