domingo, 15 de noviembre de 2015

justin bieber, purpose (2015)


         

"And you would hide away and find your peace of mind with some indie record that's much cooler than mine".

Pongamos estas palabras de Taylor Swift en boca de Justin Bieber. Escuchemos Purpose después.

Si hacemos eso, nada de nada, no es posible, ahora mismo no existe un disco (indie o no) más cool que Purpose. No. De ninguna manera.

Las tres canciones que se han lanzado como single este año, Where are ü now?, What do you mean? y Sorry ya nos hacían pensar que aquí había mucho más de lo que hasta ahora Justin Bienber venía ofreciendo. Tres canciones como tres soles, fantásticas, hitazos con la precisión de un reloj suizo. Pero lejos de quedarse como buenas canciones aisladas en un disco que no aguanta el tipo, en Purpose Justin Bieber sigue esa buena racha y acaban molando hasta las baladas (pocas, preciosas, incluso acaba funcionado Love yourself, algo en lo que está metido el insoportable Ed Sheeran...).


El disco empieza radiante con esos primeros singles que comentaba, What do you mean?, Sorry y Love yourself, para continuar con la parte central, más enfocada al sonido r&b americano, seguramente la parte en la que Purpose baja del sobresaliente. Company, No pressure o No sense son buenas canciones, sin duda, pero palidecen ante el resto del álbum.
Pero en su recta final nos encontramos de nuevo con el Justin Bieber que nos vuelve a sorprender, el Justin Bieber que se lleva de calle a buena parte del mercado músical de 2015. The feeling, una de las mejores canciones del disco, es otro hit instantáneo en el que participa Halsey, una preciosidad para escuchar en bucle.
Life is worth living también funciona, para después encontrarnos con Where are ü now? y ya pensar que si Purpose no es uno de los mejores discos del año yo he perdido el norte. Children, arrebato rompepistas despide Purpose junto a la canción que le da nombre y sí amigos, el mundo es extraño y raro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario