martes, 10 de marzo de 2015

la discografía de antònia font: batiscafo katiuscas (2006) y coser i cantar (2007)


antònia font, batiscafo katiuscas (2006)

Qué divertido lo que escribo cuando estoy aburrido, por ejemplo, sin hacer nada. Unas ballenas que cantan a 30.000 kilómetros de aquí aproximádamente para no existir. Una voz que que nos comunica que lejos de aquí, dos asteroides han desviado su ruta, digamos que ha sido fantástico, digamos que ha sido la luna. Un avión vuela más allá de las nubes, a nueve mil pies de altitud, latitud sur. Que ya se ha hecho de noche, y cuando salió el sol después de cuatro días, pensabas y fumabas como un insecto herido, en la hierba para siempre parado con todos los mecanismos.

Sé que es difícil aguantarme la resaca y es lunes. Cuando desperté, dinosaurios y si soñé, maravillas. A mí Tokio me da igual. El seu seient en posició vertical. Un lápiz de Ikea, un pistacho. Fuman los pescadores, blanca es la playa africana y un tiburoncito pequeño nada con el tiburón madre. Dijiste que sí, supongo con una sonrisa. Me gusta esta casa, me tengo que comprar una.

Amazonas en pijama, Marlon Brandos ni pirata. Ya no sé qué me queda y no sé si me funciona. Los días ya no se aguantan, la vida se erosiona, me anula y me hipnotiza esta grapadora. Mi eclipse total, mi canción de amor, mi suicidio mental, bailemos un fox-trot. Me cojo la cabeza con las manos que no se me vaya, 2015.

Yo canto la fruta roja, la luna y la estrella, la jungla y un bosque animado, y cuando acabe reiré. Te he de escribir un verso un momento, diría que tus labios son inviernos y sonrisas. Wa yeah!

antònia font, coser i cantar (2007)

Coser i cantar a pesar de contar con canciones de todos sus discos (menos del primero) no es un recopilatorio. Coser i cantar tampoco es el típico disco a los que se añaden nuevos arreglos de cuerda y viento a las canciones ya conocidas de un grupo.

Coser i cantar es un nuevo disco de Antònia Font, que cuenta con cuerpo e identidad propia. Porque a pesar de que son las grandes canciones de los mallorquines, partieron de la nada con ellas para crear una nueva pirueta en su discografía. Aquí las canciones que conocemos son otras, se han convertido en algo totalmente diferente. Manteniendo la esencia pop, las llevan casi a piezas de música clásica. La Orquesta Sinfónica de Bratislava no actúa como acompañamiento, ellos son las canciones.

Varios de los temas da la impresión de que nacieron para este tratamiento. Bamboo y Mecanismes son un buen ejemplo. A Alpinistes-samurais le sienta a las mil maravillas, al igual que a Holidays (preciosa su última parte) o el final de Robot (ya increíble en la versión de Taxi, cobra una nueva dimensión).
Otra de las grandes beneficiadas es Dins aquest iglú, donde se acentúa su lado onírico.

Antònia Font no son un grupo de medias tintas, todo lo llevan a sus últimas consecuencias, y en Coser i cantar lo volvieron a demostrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario