lunes, 9 de marzo de 2015

la discografía de antònia font: alegria (2002) y taxi (2004)



antònia font, alegria (2002)

Alegria es el disco que dio a conocer a Antònia Font más allá de la islas. No fue para menos. Su disco con un sonido más clásico (en los parámetros de Antònia Font), el que quizás tiene el tono más pausado, más apesumbrado a la par que optimista.
Dar comienzo con algo como Final y su "Dime las cosas alegres por las mañanas, cuando mi natural es triste y sé que todo choca entre sueños y confusiones" es sentar las bases y el tamaño de lo que nos vamos a encontrar. El tamaño es algo grande, muy grande. En Alegria ya es obvio que estamos ante el mejor grupo del mundo. De mi mundo en una ciudad que la rodea el mar, que me explica lo que está pasando en mi cuarto, en mi casa y en las calles y callejones que la rodean.

Muchas de estas canciones se suceden sin silencios entre ellas, como no queriendo alterar el estado de ánimo. Todo Alegria es un estado de ánimo, la alegría revisitada por Antònia Font. La alegría, pero con matices. Muchos matices.
El nuevo estado de ánimo en el que viven canciones como Dins aquest iglú o Productes de neteja. Canciones del más allá que nos explican las cosas de aquí. Las cosas esenciales, las que importan.

antònia font, taxi (2004)

El cuarto disco de Antònia Font es quizás, su disco más ambicioso y complejo. Ideado como una obra total consistente en un disco, película y libro, hay que enfrentarse a él con calma y tiempo, para comprenderlo en su conjunto. Las tres otras se complementan y versan sobre la misma idea (entre otras), la explotación del espacio como medio vacacional. Ciencia ficción donde caben robots, astronautas, comandantes, extraterrestres, etc. Para despistar, la portada y el título no tiene nada que ver con esto, o quizás sí, quién sabe.

El dvd, Acronia i col.lapse del Dr. Polanski (protagonizado por Jaume Manresa, teclista del grupo) muestra el plan de viaje del Dr. al espacio, dejando atrás a su amada por el bien común. Las imágenes se nutren de textos que aparecen en el libreto, encontrando también otros donde nos explican cosas del viaje y varios tratados educativos (cómo funciona un boli o cómo hacer macarrones, por ejemplo)

El disco, rayos y centellas, el disco es otra locura inclasificable de Antònia Font. Pero una locura inmensa y sin fin. Y maravillosa. Otro punto álgido. Lo he dicho en cada uno de los álbumes del grupo, pero es que no conocen disco malo, y este es uno de los sobresalientes.

Las canciones de Taxi no solo funcionan como un todo y contando una historia (del costumbrismo en la Tierra de Vitamina sol al descubrimiento de otras formas de vida en Extraterrestres, del existencialismo de los androides en Robot, a la cuestión de un austronauta en Astronauta rimador que quizás piense que todo esto esto del espacio no mola tanto; sino también por si mismas. Se trata de algunas de sus mejores canciones, además de las mencionadas, Armando Rampas y su pop de ensueño, los contrastes de Holidays, la jodidamente increíble Astronauta rimador ("el universo desconocido es una cadena de eventos que nos afectan más o menos" es una de sus muchas perlas), la preciosa Portaavions, etc.

"Un boli es un canuto lleno de tinta con un bolita perfectamente acoplada a uno de sus extremos. Esta bola rueda sobre si misma en todas las combinaciones de dirección y sentido, y puede representar las formas de cualquier ecuación: curvas, parábolas, hipérpoles, etc. Por la parte del canuto, la bola se impregna de tinta, y por la parte exterior se seca el papel. La tinta corre hacia la punta por la irrefutable ley de la gravedad, es por esto que, cuando escribes en la pared, el boli no pinta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario