jueves, 22 de diciembre de 2016

feliz navidad y próspero año nuevo desde el marino

Ya hemos montado el árbol. Mateo ha decidido adornarlo con cosas de su habitación. Hay un esqueleto, un escudo del Betis, un marciano, Son Goku y las pulseras del PS del año pasado. Yo he apoyado los discos de Leonard Cohen y Bowie sobre el tronco y creo que Javi ha hecho lo mismo en el suyo con los de Prince. La Navidad es esto y los mensajes falsos del Papa que corren por las redes sociales. La Navidad es todo lo contrario de lo que aparenta ser. En Navidad nos toca olvidarnos de lo que ocurre afuera de nuestros hogares y hacer como si hubiera una chimenea con calcetines colgados en todas las casas. La Navidad no es solidaridad porque en realidad es imposible que lo sea. No hay solidaridad que consiga hacer un mundo justo y me atrevo a decir que ni siquiera lo pretende.

Por eso en navidad nos toca jugar al juego de cada año, comprar lotería, acordarnos de los que faltan, comer mantecados, beber hasta emborracharnos, enviar Christmas por correo e ir a la misa del gallo en Nochebuena. Y ya el próximo año, si no nos ha imbuido del todo el espíritu navideño, volveremos a pensar en que aún quedan muchas, demasiadas, cada vez más, cosas por corregir.

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo desde el marino. Que no falte el champán.

                                                                                                           el marino bajo la nieve es obra de Amaya  
                                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario