lunes, 20 de julio de 2015

years & years, communion (2015)

Uno de los males de los últimos tiempos son las (numerosas) canciones de adelanto que se publican de los discos antes de su salida. Está muy bien el ir escuchando canciones de los álbumes que esperamos con más ganas, pero después llega su publicación y en muchos casos acabamos conociendo buena parte del disco, dejando poco margen a la sorpresa. Esto, en algunos casos se agrava, como en el de Years & Years, que llevan publicando singles y eps desde 2012, por lo tanto, su primer disco se entiende como un resumen de su carrera hasta el momento. 


Pese a esto, Communion no defrauda, y acaba siendo un disco (mucho) más que disfrutable, encontrándonos todas las facetas que el grupo nos ha mostrado durante estos años. Aquí encontramos un disco/grupo inglés que quiere sonar norteamericano, pero sin olvidar sus bases. Canciones de r&b, de europop, baladas elegantes, etc, todo cabe en el tracklist. Tracklist ya de por sí extenso en su versión estándar y que se va casi a la veintena de canciones en sus ediciones deluxe.

Pero si hay algo que nos hace olvidar todas estas maniobras modernas de distracción que comentaba al principio son las canciones. Las ya conocidas Real, Take shelter, Memo, Desire o King siguen tan maravillosas y lozanas como el primer día. A ellas se unen las no menos geniales Shine (nuevo single tras King y nuevo éxito), Without, Eyes shut (preciosa, una de las mejores canciones del disco) o los trallazos Gold o Border. 
En las ediciones especiales nos encontramos varios bonus tracks de altura, entre ellos I want to love, otro rompepistas.

Un disco que se publica en la fecha del año ideal, en los días veloces, cuándo la brisa y el mar nos hacen disfrutar más (si cabe) de este tipo de cosas que nos animan el día a día. Un disco que se disfruta poco a poco, escucha a escucha. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario