miércoles, 8 de julio de 2015

grupos que me atan al suelo (8): mercromina

No por tópico deja de ser verdad. El momento vital en el que escuchas a un grupo o cualquier disco es fundamental para la relación a mantener con ese grupo.
Cuando Mercromina empezaron a publicar, yo era un adolescente. Post-adolescente si se quiere. En cualquier caso, altamente impresionable. Y demonios, cayó en nuestras manos el Hulapop. En esas noches en las que hablabas y hablabas con los amigos, metidos en un coche. Sin hacer nada, solo estar ahí, con la música a tope y las horas por delante.
Con Mercromina nos llegamos a obsesionar. Nos resultaba alucinante cantar un estribillo tan extraño como "Lobotomizame, hazme como quieras, esculpe la piedra, son tus manos las de Dios" o nos partíamos de la risa con Líquidos, al igual que la voz de Joaquín Pascual nos resultaba perturbadora.

De unos inicios noise pop, pasaron a unas canciones más cristalinas, más claras, para luego finalizar abrazando el post rock, incluso el shoegaze. Una ascensión que realizaron sin ningún tipo de aspavientos, de manera natural, como evolución lógica a su manera de hacer.


Cacharros de cocina, Encadenados, Sacacorchos o Líquídos, todas de sus primeras referencias, todas inmensas, aún con su personalidad marcada, jugaban con el sonido de guitarras enmarañadas que sonaba por entonces. Fue Canciones de andar por casa el disco que los llevó más allá, con Evolution como estandarte. Una canción totalmente espectacular. Creo que una de las que más he escuchado nunca. Su cd single, que se publicó poco antes del cd, debe ser uno de los que más gastado debo tener. Increíble, una cima.
En Canciones de andar por casa son las canciones orquestadas con desarrollos abiertos las que abundan (Vals de ballenas es un buen ejemplo), al contrario que en Bingo, un disco de canciones más orgánicas, más viscerales. En Bingo, la joya de la corona es El libro de oro de la congelación, otro punto álgido de su discografía (atención también a Caterpillar). También nos encontramos instrumentales como los Ninguna parte, que desarollarían en un ep.

En su último disco, Desde la montaña más alta del mundo, es donde aplican los diez años transcurridos desde el  7" Ciencia Ficción. Mantienen sus señas como banda, sonando con más fuerza que nunca.
Las letras de las canciones parecen anunciar la despedida ("Sí, quisimos ser astronautas, miembros de una gran aventura, de una expedición que dura ya toda la vida, buscando la luz que por siempre nos guiaría" en La gran aventura, "Despiértame si me he dormido dentro del huracán, espero que la vida no nos deje de agitar" en Huracán. Cimas, muros de sonido, guitarras enterradas, la escalada hacia el cielo.

10 años desde la montaña y han vuelto, no solo a tocar en directo, también al estudio. Han vuelto a grabar ese siete pulgadas que contenía Ciencia ficción y Alicia, dándole cuerpo a la primera (¡qué voces!) y convirtiendo a la segunda en otra canción, quitándole ese halo de maqueta a la segunda.

---

Como siempre en esta etiqueta, el correspondiente top 10 en spotify:

  1. Evolution
  2. El libro de oro de la congelación
  3. Pájaros
  4. Sacacorchos
  5. Caterpillar
  6. Encadenados
  7. Líquidos
  8. Media vida entera
  9. Entrevista a un abducido
10. La gran aventura

                                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario