jueves, 11 de junio de 2015

especial pet shop boys (3): fundamental (2006), yes (2009), elysium (2012) y electric (2013)

Última tanda de discos oficiales.

Fundamental (2006) 


Fundamental no puede ser un paso atrás porque justo antes estaba Release, pero sí es la certificación de que Pet Shop Boys están en un momento en el que crean grandes canciones, pero ya no discos completos. Y aquí se comprueba fácilmente.

El disco se abre con la relativamente efectiva Psychological y su poco velado homenaje a Kraftwerk. Después The sodom and gomorra show se muestra como una canción entregada a un gran estribillo, I made my excuses and left es una balada perfecta (de esas que en Behaviour te abrieron el pecho) y Minimal es un hitazo de los de Very. Un gran arranque que no consigue extenderse al resto del lp.

Numb pretendía ser un éxito mainstream y se queda a medio camino quizás por lo impostado de querer ser lo que uno no es (la voz de Neil no es la de una clásica baladista comercial), Luna Park y I'm with stupid (de nuevo un primer single de un álbum que deja más frío que otra cosa) aburren, y así, con pequeños altibajos se llega hasta el glorioso cierre con Integral, esta sí, una canción perfecta para bailar "until the end of the world". manolo

Yes (2009) 



Empiezo de frente: Yes es uno de mis discos favoritos de Pet Shop Boys. En una hipotética lista iría bien arriba, dentro del top 3. Opino que es uno de sus álbumes más completos, más redondos, que no baja del sobresaliente a lo largo de todo su minutaje.
También creo que es el álbum donde hay más canciones desperdiciadas como single. Pandemonium, More than a dream o The way it used to be son hitazos como catedrales y no me puedo creer que no sean éxitos en todo el mundo. Esas canciones no es que remitan a lo mejor del grupo (que por otro lado, también), es que son parte de lo mejor del grupo. Canciones a la altura de lo que son, uno de los grupos de nuestra vida.

Comentaba que remiten a lo mejor del grupo porque lo que nos encontramos en Yes son los parámetros habituales de PSB. Su sonido más clásico (Love etc, More than a dream, Vulnerable), su admirable manera de armar verdaderas y perdurables joyas pop.
Nos encontramos también las preciosas y orquestadas All over the world y Beautiful people o la efectiva Did you see me coming?. javi

Sí, sí y sí. Sí a todo.

Elysium, 2012 


Pobre Elysium. Encajonado entre Yes y el sorprendente Electric, que salió justo un año después, pasó bastante desapercibido. De él se destacó que era el último álbum con su sello de siempre, Parlophone. Como si Elysium fuera un mero trámite para cumplir obligaciones contractuales.
Pero no. Aunque por momentos sí que parece haber sido grabado deprisa y corriendo, con este disco me pasa como con Bilingual: que me da la sensación de que aquí hicieron lo que les dio la gana, sin preocuparse de vender, molar o demostrar que seguían siendo modernos. Y si apartas las cosas raras (Hold On, Ego Music) y el single más flojo que han sacado nunca (Winner), queda una colección de canciones estupendas.

Leaving  e Invisible son de esas maravillas melancólicas que tan bien se les da, Your Early Stuff, ironía marca de la casa; A Face Like That, Memory of the Future o Everything Means Something, techno pop del bueno; Requiem in Denim... es una joya divertida y nostálgica. Y mi favorita, Give it a go, cumbre del arrastramiento sentimental de Neil Tennant (¡esa letra!), en el que se acerca a los terrenos de Burt Bacharach ¿Os la imagináis cantada por la añorada Dusty Springfield? Yo sí. mireia

Electric, 2013 


Electric es como un golpe en la mesa, un gran golpe de efecto. Nada menos que 27 años después de la publicación de Please, Pet Shop Boys volvían por todo lo alto con su disco de estudio número 12.
Con el foco puesto en las pistas de baile más elegantes y exuberantes, Electric se disfruta en su conjunto, como un todo, como una sesión a punto de salir el sol, bailando sin parar, encadenando las canciones una detrás de otra.

Canciones tan gloriosas como Vocal, Love is a bourgeois construct, Thrusday o la versión de The last to die de Bruce Springsteen son clásicos a añadir a su largísima lista, totalmente increíbles y a mi parecer, bastante infravaloradas en su recepción dentro del contexto en el que se publicaron.
En Electric nos encontramos desde el sonido máquina al synthpop de la primera época del grupo. Una declaración de intenciones en la que, si quizás ya no innovan, siguen siendo los mejores en lo que hacen.


Después del también infravalorado Elysium, el mejor disco posible de Pet Shop Boys, otro grandísimo acierto, siempre sorprendiéndonos. javi

3 comentarios:

  1. King Of Rome. No sé qué me pasa con esa canción, pero me pone muy blandito.
    ¡Gracias por el repaso!

    ResponderEliminar
  2. Certeras y brillantes las críticas. Eso sí, I'm with stupid no me aburre, Numb me gusta... y sí, esa cosa titulada Winner chirría mucho. Y, encajonado entre dos álbumes luminosos y saltarines, Elysium me emociona en extremo. Ufff...

    ResponderEliminar
  3. Certeras y brillantes las críticas. Eso sí, I'm with stupid no me aburre, Numb me gusta... y sí, esa cosa titulada Winner chirría mucho. Y, encajonado entre dos álbumes luminosos y saltarines, Elysium me emociona en extremo. Ufff...

    ResponderEliminar