martes, 9 de junio de 2015

especial pet shop boys (1): please (1986), actually (1987), introspective (1988) y behaviour (1990)

Comenzamos el repaso a la discografía del grupo con sus 4 primeros discos:


Please, 1986 

¿Cuál es el mejor álbum de Pet Shop Boys? ¿Cuál tiene más hits? ¿Cuál nos marcó más? Creo que a estas alturas da igual. Podría ser este, o casi cualquier otro. Estamos hablando de la, con permiso de New Order, banda más emblemática del pop electrónico de los últimos 30 años. Y sé que me quedo corto al acotar.

En please está West End Girls, el principio de una historia que, al menos de momento, no tiene punto final. Pero es mucho más que eso. Es el disco de Opportunities (Let's Make Lots of Money), Suburbia y Love comes quickly. Cuatro clásicos de su discografía que, por entonces, atacaba las pistas de baile sin perder su concepción esencialmente pop, y siendo imprescindibles, quizás, sin llegar a ser, aún, innovadores (¿o en realidad no lo han sido nunca?). Y, además, tiene una de sus mejores joyas de retaguardia, la preciosa Tonight is forever, que cuesta no ponerla al mismo nivel que las anteriores.

Así, el debut de PSB podría considerarse el primer clásico del grupo que, quizás, pierda algo de fuelle frente a los inmediatamente posteriores en los temas que no fueron singles. Especialmente Violence o I want a lover no parecen tan grandes como para toser a los no-singles de Actually o Behaviour.
Pequeños pecados de alcoba. manolo

Actually, 1987 


Actually fue el segundo disco de Pet Shop Boys. El segundo de una carrera que tendría 10 discos más (oficiales, hay que añadir caras b, bandas sonoras, etc) y se extendería durante casi los siguientes treinta años, y subiendo.

Yo iba a empezar esto diciendo que Actually es mi disco favorito del grupo, pero me lo pienso bien y no soy capaz de asegurarlo. Primero pienso que sí, pero luego repaso lo que vino luego (y poco antes con Please) y ya empiezo a dudar.

Aquí están varias de las mejores canciones de PSB, What Have I Done to Deserve This?, Heart o Rent, monumentos a los que rendir admiración eterna. Canciones que son clásicos absolutos del mejor pop posible. El que se mueve entre las emociones y el hedonismo mejor entendido.
También se encuentran aquí It's a sin, One more chance o la preciosa King's cross, esta última una completa maravilla.
Se estaba creando la leyenda, estaban a las puertas de su etapa imperial. javi

Introspective, 1988 

En mi (seguramente equivocada) cabeza Introspective va directamente unido a Electric. En ambos se da rienda suelta al lado más desenfrenado en la música de Pet Shop Boys, con los bpm bien subidos y la vista en la pista de baile.

Un lp que viene a ser un ep de 6 canciones en su versiones extendidas. En sus versiones memorables más bien. Los casi 10 minutos de It's alright son gloria bendita. Como los 8 de Left to my own devices o los 7 de Domino dancing (uno de los clásicos más clásicos del grupo).

En Introspective también nos encontramos su exitosa versión de Always on my mind, la que es para muchos la mejor versión de la historia.

Introspective dejaba patente lo que vendría a ser tónica general después, la alternancia de discos más enfocados a las pistas con otros más enfocados a bailar en tu habitación. javi

Behaviour, 1990 


Being boring habla de Introspective, de cuando la vida eran extended versions y aferhours, y de la perdida de todo ello. Del tiempo. Behaviour habla de Being boring, de la madurez, del éxito, del miedo y, sí, de la pérdida. Con ironía en My october symphony o resignación en So hard. Y con todo el dolor de quien observa de cerca a la muerte en Being boring. La muerte de alguien que nunca se aburría porque nunca fue aburrido.

Y todo con la elegancia del blanco y negro y la calma de quien empieza a tener más recuerdos de los que uno tiene en la adolescencia. Incluso cuando aumentan los bpm (como en So hard) Neil se empeña en no perder el control, en no dejarse llevar. Porque Behavoiur es el complemento a toda la fiesta y el hedonismo que Pet Shop Boys habían sido hasta entonces. Un complemento que les sitúa por encima de las etiquetas y les hace inmortales. Como quien, viendo un vídeo de Bruce Weber, sabe que estuvo allí y que, si ahora no lo está, es simplemente porque lo ha querido así. manolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario