martes, 29 de diciembre de 2015

cinco remezclas para bailar y soñar

Como mero acompañamiento a un single en la cara b, como instrumento para hacer llegar el original a un público diferente, o simplemente para darle otro aire a una canción. Los remixes pocas veces traspasan la barrera de la anécdota y se convierten en canciones con entidad propia.

Hemos querido recopilar cinco ocasiones en las que un remix ha ido más allá y ha dotado a la canción original de otra mirada, tan válida como la primera.
Todas ellas las puedes escuchar en la lista de reproducción de spotify al final del post.


The Pains Of Being Pure At Heart Higher than the stars Saint Etienne visits Lord Spank remix (2009)

Este es uno de los casos en los que un remix supera al original. Higher than the stars de The Pains of being pure at Heart en manos de Saint Etienne se convirtió en algo así como uno de los mejores temas de los segundos en años. Una genialidad, una belleza, una maravilla.


Pet Shop Boys West End girls Grum remix (2010)

Ultimate, unos de los grandes éxitos de Pet Shop Boys, se publicó en 2010. En él estaba Together, la correspondiente canción inédita del recopilatorio. En la cara b de Together se incluyó este Grum remix del clásico West End girls. Un remix, entre los cientos que hay de la canción, que potencia los arreglos de la original y que el dúo ha incluído en el setlist de sus últimas giras.

Lykke Li I follow rivers The Magician remix (2011)

El Magician remix de I follow rivers de la sueca Lykke Li fue realmente la versión de la canción que tuvo más éxito. Llevando I follow rivers a la evocación, The Magician remix es una preciosidad para bailar y soñar, sí. 

Interpol All the rage back home Panda Bear remix (2015)

All the rage back home, una de las canciones del último disco de Interpol, en manos de Panda Bear se convierte en un hit loco y desquiciado, en el que no sabes a qué gancho prestar atención. Ritmos trotones, voces de ultratumba, y final on drugs. What else?

Chvrches Leave a trace Goldroom remix (2015)    

Ya conocíamos el remix de Four Tet que se publicó en el 10" de Leave a trace, primer single de Every open eye de Chvrches, pero el realmente bueno, el que consigue que la canción sea todavía más hit (si es posible) y queramos bailarla hasta morir es este Goldroom remix, publicado hace tan solo unos días.


                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada