lunes, 3 de agosto de 2015

the maccabees, marks to prove it (2015)

No hay duda de que The Maccabees se han convertido en uno de los grupos ingleses más interesantes de la actualidad. Poco a poco, álbum a álbum han ido creciendo tanto artísticamente como de público. Con cada disco han conseguido una entrada mejor en las listas de su país (con este seguro que también lo consiguen), pero lo que interesa son sus logros en las canciones, y de esos andan sobrados.
El grupo realiza ese tipo de canciones de gran ángular, expansivas, donde la melodía te arrastra hacia su mundo de emoción épica (bien plasmada en el uso de unos coros que crecen y crecen), de crescendos e intensidad. Marks to prove it es otro buen disco de los ingleses.


Con un tono más oscuro (si cabe) que en su anterior disco, Given to the wild, Marks to prove it arranca fuerte, en todo lo alto, con dos de sus mejores canciones, la titular y Kamakura, esta última la mejor del disco, gloriosa. Siguen, por ejemplo, con Spit it out (otro punto alto) esos hits emocionales sin concesión alguna, solo las que ellos estipulan, canciones con las guitarras dobladas, enmarañadas, que piden atención y dedicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario