sábado, 26 de abril de 2014

resituación, canción a canción (2 de 2)

Adolfo Suicide 

Al igual que Rapaza de San Antolín, Adolfo Suicide es una declaración de amor de Nacho Vegas a un amigo. Un amigo con problemas existenciales que en cualquier caso podríamos ser uno de nosotros:

"Y que te está grande el mundo es ya esa nueva enfermedad a la que dices que eres propenso"

Una de las canciones que rompen el tono tranquilo (en lo musical) del disco, pero no del tono y la temática en las letras y el ambiente del álbum:

"Pero ya no solo estamos solos, ya no solo estamos rotos, estamos también indefensos". (javi)


Luz de agosto en Gijón

Pedir perdón es algo que Nacho ha hecho ya más veces en sus canciones, esta vez lo hace por un mundo patriarcal y por la turbia claridad de la luz de agosto en su ciudad, esa ciudad, Gijón, que sólo tres canciones más atrás ha tildado de 'la ciudad más triste de este país'. Esas preciosas y poderosas contradicciones son precisamente uno de sus reclamos y de sus juegos más repetidos, y a la vez uno de los alicientes literarios con los que las canciones del señor Vegas siempre han contado. (nacho)


Libertariana song

¿Quieres ser libre? ¿Quieres tener una vida nueva? ¿Diferente? ¿Mejor? 
Pues vamos a jugar con las palabras a ver si lo conseguimos, vamos a aprovechar que ha implosionado el edificio de la Rae. (javi)

Un día usted morirá

Cuando era niño vivíamos en una urbanización a cinco minutos del centro de la ciudad. Con los demás críos hacíamos piña y nos íbamos, atrevidos, por los alrededores entonces sin edificar a descubrir todo lo que había por allí. Cada día era una aventura de buscar excusas para no decir que estábamos por esas zonas de "peligro desconocido". 

Después de tantos años, de vez en cuando todavía sueño que me voy con Jordi y Carlos en busca de esos peligros. Cada vez que despierto, me embarga una horrible sensación de malestar. Ese peligro que por entonces no veía, me viene ahora multiplicado por mil.
No sé por qué (el peligro que describe Nacho no es el mismo que vivía yo, en absoluto) cuando oigo esta canción me viene ese sueño recurrente a la cabeza. Y alguien diciendo "un día usted morirá". (javi)


La vida manca

Como también hicieran Los Planetas en "Línea 1", en "La vida manca" el protagonista se da cuenta de las miserias de la vida que le ha tocado vivir y de alguna manera trata de poner fin a ese dolor y sufrimiento, pero los medios a su alcance no son del todo eficaces. Tanto dolor se calma, primero con el sueño, luego con las drogas y al final arrojándose al mar. Por ahí deambulan también por un lado Conchita y Ladislao y por otro Miguel, Víctor y Ana. 

Seis minutos y medio que duelen, que te atrapan con su intensidad y con la sal de las olas de la Cantábrica y que te hacen pensar en evadirte. Sí, lo habéis adivinado, es como desparramarse. (nacho)

No hay comentarios:

Publicar un comentario