domingo, 18 de enero de 2015

a politician's silence de belle & sebastian: la felicidad era esto

Tengo por norma en el blog hablar solo de las cosas que me gustan mucho. Si no hay pasión de por medio, no funciono. Por eso no tenía pensado hablar del nuevo disco de Belle & Sebastian, Girls in peacetime want to dance. Y no es que no me gustara del todo. Belle & Sebastian siempre han sido un grupo fundamental en mi vida. Nos hartamos de hablar de ellos en lanadadora, incluso de manera un poco "controvertida" coronamos Fold your hands child, you walk like a peasant como el mejor disco de la década pasada, a nuestro parecer.

Por eso no estoy diciendo que de repente ya no sean el grupo que eran. Ni que Girls in peacetime want to dance no valga la pena. Sí que es cierto que las primeras escuchas fueron un poco chocantes, pero en las siguientes he encontrado bastantes virtudes: Allie, The party line (ha ganado bastante desde su presentación como avance del disco, sobretodo desde que vi esta presentación en directo), The power of three (una de las mejores del disco), Ever had a little faith?, Play for today o Nobody's empire. Aunque también es cierto que he visto como se potenciaban los defectos: Perfect couples, The everlasting muse, etc, y sobretodo la larga duración que le han dado a la mayoría de las canciones. A todas luces, un exceso que me irrita sobremanera.

Pero ay, todo ha cambiado (bueno, todo no, pero la emoción me puede y soy débil), cuando he escuchado los 4 bonus tracks del disco. Los que corresponden a la edición box set del álbum.
Ha sido escuchar A politician's silence y he visto días empezar en campos de fresas, playas con cocos y fondos de coral y jardines. Que me entran ganas de llorar y no parar de pura felicidad.


A politician's silence son los mejores Belle & Sebastian. Los que hacen que no importe nada en el mundo al escuchar una canción. Los que hielan la sangre con un arreglo de cuerda. La emoción saliendo a raudales de la voz de Stuart, con el pop de melancolía infinita que nos salva la vida. Que ahora mismo solo quiero escuchar esta canción el resto de mis días. En bucle, una vez detrás de otra. Y luego otra vez más.

Y la cosa no acaba ahí. Los 3 bonus restantes también elevan bastante el balance final del disco. Born to act es otra canción donde las cuerdas vuelven a brillar y el estribillo entra resplandeciente.
B&S se han dejado parte de lo mejor para los compradores de esa box set. Compradores entre los que ya me encuentro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario