sábado, 6 de diciembre de 2014

haruki murakami, sueño(2013)/la biblioteca secreta(2014)

Si de algo no nos podemos quejar los seguidores de Murakami es de la cantidad de libros que se traducen del escritor japonés al castellano. Sin ir más lejos, este año hemos visto la publicación por parte de Tusquets (su editora habitual) de Underground, y de La biblioteca secreta por parte de Libros del zorro rojo.
Aunque claro, con Murakami todo esto no es suficiente, y queremos más.

Underground relata a través de entrevistas y el relato de varios afectados el atentado en el metro de Tokio el 20 de marzo de 1995. De lectura difícil, retrata el sentir colectivo japonés frente al dolor y la perdida. Su lectura duele página a página.
En otros libros de Murakami ya quedan patentes los rasgos de Japón, pero es aquí donde podemos comprobar de primera mano y con cierto estupor, como afectan a la vida diaria y las maneras de actuar frente a situaciones muy adversas.

Por otro lado, también se ha publicado en las últimas semanas y por parte de Libros del zorro rojo La biblioteca secreta (Sueño hizo lo propio el año pasado por estas fechas). La biblioteca secreta es un breve relato ilustrado, inédito en España, que al igual que Sueño, constituye una nueva forma de leer a Murakami.
Ambos están ilustrados por la alemana Kat Menschik de manera muy real en ocasiones, y en otras muy alegórica. En todo caso sus ilustraciones van como anillo al dedo a estas dos historias.


Sueño podría pasar, en apariencia, como una de las historias más convencionales del japonés. Pero ya lo conocemos, y no siempre todo es como parece. Partiendo de una noche de imsomnio que se va convirtiendo en mucho, muchísimo más, vamos conociendo las inquietudes de la protagonista y de su día a día, de su noche a noche.
Aún sin contar con muchas de las características del autor, se convierte en una de sus historias más escalofriantes, dejándote totalmente inmerso en su interior mucho tiempo después de su lectura.

En cambio, La biblioteca secreta sí que podría pasar por una narración habitual de Murakami, conteniendo muchos gestos familiares en sus novelas. Aquí las ilustraciones, quizás más descriptivas, acompañan al relato de manera magistral. Todo comienza en una biblioteca, con un crujir en el suelo de unos zapatos nuevos.

Y ya sabemos como son de importantes en las historias de Haruki Murakami ese tipo de detalles...

No hay comentarios:

Publicar un comentario