martes, 2 de agosto de 2016

looking: pieces of me

Después de su segunda temporada en 2015, la serie de la HBO Looking se canceló sin la oportunidad de poder continuar sabiendo de la vida de sus personajes. Por eso, cuando se anunció que la historia se terminaría con una película especial para tv no pudimos estar más contentos. Ya la tenemos aquí, y el resultado ha sido altamente satisfactorio.
Retomando el devenir de los personajes un año después del último capítulo, seguimos conociendo de sus vidas, como siempre contado de manera pausada y nada forzada. Esto siempre fue el punto fuerte de Looking, su pulso y ritmo. Aquí no caben los cliffhangers (aunque el tema Texas casi llegue a serlo, aunque se parece más a un chiste interno) ni los giros de guión inesperados, finalmente asistimos a lo que siempre tuvo que haber sido y eso, como en la vida y en la televisión siempre es una alegría.


Otro de los puntos que siempre me llamó la atención en la serie es que a pesar de rozar ciertos estereotipos (algo casi inevitable), sus personajes siempre lograban escapar de ellos, mantiniendo el interés en todo momento. Aquí nunca se llega al ridículo o al esperpento, y eso en una serie de este tipo es para el aplauso. Más allá de todo esto, también hay espacio para la empatía y la identificación con algunas de las situaciones que se retratan.

Por otro lado, también hay que destacar, como siempre en la serie, la banda sonora escogida (se puede seguir en esta lista de spotify), con canciones que no solo acompañan, sino que vienen a ser parte importante, pilar fundamental. En esta ocasión, por ejemplo, hemos podido disfrutar de la increíble Hood de Perfume Genius en una escena cumbre, o de Piece of me de Britney en una de sus ya famosas fiestas en la disco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario